Píldoras de euskera para la población inmigrante

Ongi Etorri es un programa que se integra dentro de Berbetan, pero que tiene un objetivo diferente. La realidad social muestra una diversidad cultural en Eibar, con la existencia de una población inmigrante a la que se abre la posibilidad de participar en un programa para la acogida y la convivencia. Se trata de unos encuentros de una hora y media a la semana en grupos que se organizan en distintos barrios. El año pasado hubo participantes en Urki y Urkizu, y este año se quiere añadir Ipurua y Legarre. Estos grupos permiten conocer la cultura vasca y el euskera, no son clases pero permiten un primer contacto con la lengua. Además, se organizan actividades complementarias en conjunto con el resto de participantes en Berbetan. También existe el programa Txalan-txalan, parejas en las que un vascoparlante y uno que no habla euskera quedan para aprender mutuamente.