Los pensionistas plantean «radicalizar» las movilizaciones

Los pensionistas piden «compromisos» a los partidos políticos./FOTOS ASKASIBAR
Los pensionistas piden «compromisos» a los partidos políticos. / FOTOS ASKASIBAR

Manifiestan su hartazgo por las «promesas» y quieren «compromisos»

A.E.EIBAR.

«No queremos promesas y sí compromisos». Este fue el lema de la manifestación comarcal que transcurrió ayer a lo largo de las calles de Eibar. A las pocas semanas de la última manifestación y sin que hubiese pasado un mes, una nueva movilización puso más énfasis en la búsqueda de «acuerdos firmes». No obstante, la movilización celebrada no contó con la fuerza de las primeras movilizaciones. Por ello, algunos pensionistas llegaron a plantear que «se hace más que necesario radicalizar las movilizaciones, para que por lo menos nos hagan caso». En esta dirección, un jubilado de Soraluze, Manu García, comentaba que «llevamos mucho tiempo de movilizaciones y no vemos nada claro. Estamos un poco hartos de falsas promesas».

Por su parte, José Ignacio Frontaura, uno de los iniciadores de las movilizaciones en Eibar, anunciaba su abandono del comité local de pensionistas y explicaba que «lo dejo porque no estoy de acuerdo con algunas cosas, pero seguiré participando en las acciones. Sí estoy oyendo que es preciso radicalizar las movilizaciones, pero es que llevamos 16 meses con esta lucha y por una parte falta mucha gente, los que venían al principio han dejado de venir y existe desesperación porque no se nos presta atención. Los políticos están a sus cosas».

Solicitudes
Piden compromisos a los políticos y que «se posicionen» sobre sus reivindicaciones, centradas en garantizar «unas pensiones públicas dignas, para la actual generación y las futuras». No obstante, algunos pensionistas muestran su «desesperación» porque «llevamos 16 meses en esta lucha» y algunos platean «radicalizar» las movilizaciones.
Comité local
Uno de sus portavoces e iniciador de las movilizaciones, José Ignacio Frontaura, anuncia su marcha.

Posicionamiento de partidos

La comitiva partió de Unzaga, tras leer un discurso, y después giró en Urkizu para volver hacia el punto de partida. El comunicado de la Plataforma de Asociaciones de Mayores de Gipuzkoa (PAMG-GHEP) exigió a los partidos políticos que durante este periodo electoral «se posicionen con claridad» sobre sus reivindicaciones, centradas en garantizar «unas pensiones públicas dignas, para la actual generación y las futuras».

La movilización de vecinos de Debabarrena hizo ver a los políticos, en plena campaña para las elecciones municipales, cuáles son las demandadas que plantea este colectivo. Entre las pancartas que se exhibieron se podían leer eslóganes como: 'Promesas incumplidas. Malditos mentirosos', 'No falta dinero, sobran ladrones' o 'Menos ladrones, mejores pensiones', 'Quien roba en las pensiones lo pagará en las elecciones'.

No obstante, sí se apreció que en este momento lo que más preocupa a este colectivo es que «las promesas se conviertan en realidades». Hasta no conseguir eso piensan seguir con sus reivindicaciones, junto al movimiento vasco y navarro, y también con las plataformas del Estado, «para que se concreten más y se apliquen y podamos avanzar hacia la consecución de todas las reivindicaciones que demandamos».

Por otro lado, también exigieron a todas las candidaturas municipales y forales que «se pronuncien y apoyen nuestras demandas de pensiones dignas, para nosotros y las generaciones venideras». En el discurso de inicio los portavoces de la plataforma eibarresa hablaron que «la clase política debe hacer planes específicos, para mejorar las condiciones de vida de la gente en general y de las personas mayores y pensionistas en particular».

Entre los manifestantes se respiraba un clima de decepción debido a que «estamos lejos de las reivindicaciones que sistemáticamente venimos reclamando». Por ello, no piensa cejar hasta conseguir un mínimo de acuerdos que pasan por «defender por encima de todo el sistema público que garantice unas pensiones dignas».

Igualmente, exigieron el cumplimiento con los compromisos recogidos en la carta Social Europea, revalorizando las pensiones en función, como mínimo, del IPC, pensión mínima de 1.080 euros, y derogación de los aspectos regresivos en las reformas de las pensiones de 2011 y 2013.

Finalmente, exigen acabar con la brecha de género en salarios y pensiones, así como eliminar las exenciones fiscales a planes privados.