El pavimento del paseo de Amaña será cambiado y se habilitará un bidegorri

El adoquinado del paseo de Amaña será sustituido por un piso liso que acogerá un bidegorri. /  F.MORQUECHO
El adoquinado del paseo de Amaña será sustituido por un piso liso que acogerá un bidegorri. / F.MORQUECHO

El proyecto saldrá a licitación este mes con una inversión aproximada de 394.000 euros

Alberto Echaluce
ALBERTO ECHALUCE EIBAR.

El Ayuntamiento eibarrés tiene previsto sacar este mes a licitación una de las obras con mayor inversión presupuestaria del actual ejercicio: la sustitución del pavimento del paseo de Amaña por un piso liso. De esta manera, el adoquinado que tantas quejas había presentado será sustituido por otro nuevo, para lograr un cómodo paseo. En total, está previsto invertir cerca de 394.000 euros, incluido IVA.

El objetivo último de esta obra es habilitar una zona de bidegorri o carril bici en el paseo, «una de las reivindicaciones de los vecinos», tal y como subraya el alcalde Miguel de los Toyos. Cabe recordar que Eibar es uno de los únicos municipios guipuzcoanos que carece de bidegorri.

Además, la idea es conseguir también la conexión del bidegorri con el parque fluvial que unirá Amaña con Ermua, en base a un anteproyecto que fue realizado por Debegesa y que incluía un paseo fluvial sobre 17.655 m2, desde Forjas Areitio a Olarreaga, con un carril para uso ciclista. La Agencia Vasca del Agua- URA se comprometió a llevar a cabo la construcción del parque fluvial y del bidegorri entre Eibar y Ermua, en el límite de territorios, aunque se desconocen los plazos de inicio. Entre las tareas a realizar, se planteaba la ejecución de un paseo peatonal y ciclable de 5 metros de anchura y 417,50 metros de longitud.

«Tratamos de atender una de las reivindicaciones de los vecinos»

Con la unión Elgoibar-Azitain

Con la reforma de Amaña, Eibar ganará nuevas superficies para bidegorri, una vez que la Diputación de Gipuzkoa anunció que para final de año se podrán afrontar las obras del carril desde la calle Barrena a Maltzaga, para unirlo con el construido en Elgoibar. La Diputación Foral adelantó que los trabajos se iniciarían este mismo año. Este proyecto fue muy reivindicado por el Ayuntamiento eibarrés y por un grupo ciudadano que recogió 10.000 firmas para conseguir una unión por bidegorris desde Elgoibar a Azitain que permitiera dar continuidad al que enlaza con el construido en Elgoibar. La difícil orografía, las infraestructuras y las servidumbres existentes entre el tramo Azitain-Maltzaga habían postergado este proyeto. No obstante, el Ayuntamiento consiguió encargar la redacción de un proyecto que causase las menores afecciones posibles.

Finalmente la Diputación anunció que el presupuesto de los trabajos ascendería a cinco millones de euros y está previsto que su licitación salga de inmediato también, para su inicio a final de año. De esta manera Eibar contará con nuevas zonas de bidegorri, desde Elgoibar a Azitain y desde Legarre al final de Amaña.

En cuanto al primer bidegorri a Azitain se ha optado por una solución que prevé una pasarela con una pendiente del 6% , en el que coinciden el trazado ferroviario de Euskotren, la carretera GI-627 en su encuentro con la A-8 y el cauce del río Deba.

El recorrido transcurrirá por apenas 1,5 kilómetros, con una anchura entre los 3 y 3,5 metros, aunque habrá algún punto con dos metros. El elevado coste del proyecto tiene su causa en gran parte en la necesidad de construir un nuevo puente para superar el cauce del río. Ese puente, que irá en paralelo al de EuskoTren, posibilitará que el bidegorri procedente de Elgoibar pueda tener continuidad por la margen izquierda del río, frente a la antigua estación de Maltzaga. A partir de ahí, el trazado de la vía ciclista-peatonal continuará por debajo de la autopista AP-8, para volver a cruzar hacia la N-634 por otro antiguo puente, para después seguir por las empresas Agme y Apalategi y desembocar en la rotonda de Azitain.

Posteriormente, este último bidegorri tendrá continuidad con el carril ciclista que se pretende construir entre Azitain y Estaziño, cubriendo la vía del tren, dándole continuidad después por el mencionado Legarre-Amaña, pese a que un amplio tramo entre Errebal y Legarre se carece de proyecto y se plantean varias soluciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos