Osalan formará a trabajadores municipales para detectar amianto

El amianto se utilizó en la construcción de edificios. / MORQUECHO
El amianto se utilizó en la construcción de edificios. / MORQUECHO

El Instituto Vasco de Estadística contabiliza 245 edificios construidos entre 1960 y 1980 que podrían contener ese material

Alberto Echaluce
ALBERTO ECHALUCE EIBAR.

Técnicos de Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laboral (Osalan) formarán a trabajadores municipales para la detección de amianto. Esta iniciativa parte de un acuerdo firmado entre Osalan y el Ayuntamiento de Eibar, para hacer un pilotaje del nuevo sistema con el que impulsará la retirada de amianto en diferentes municipios vascos.

Según comentó el alcalde, Miguel de los Toyos, «Osalan impartirá formación preparada al personal técnico municipal, para extender las experiencias de la formación al resto de puntos de Eibar donde potencialmente puede existir amianto».

Por directiva europea, se ha planteado el reto de acabar con el amianto en el plazo de 10 años. Tras varias mociones y ruegos, PSE y PNV acordaron trabajar con Osalan para impulsar un Plan de Desamiantado en Eibar, partiendo del Mapa del Amianto que todavía no se ha realizado. Tras un acuerdo rubricado en mayo de 2017 entre ambas formaciones, hace escasos días Osalan se ha comprometido a impulsar una serie de acciones en Eibar en este ámbito.

El portavoz del PNV, Josu Mendicute, mostró su satisfacción por esta noticia, una vez que su grupo venía impulsándola en los dos últimos años. «No me gusta ver restos de fibrocemento en ruinas que están pegadas al nuevo hospital de Eibar. Quiero un Ayuntamiento que tome cartas en el asunto y, tras mucho insistir, vamos a comenzar a andar ese camino. Aspiro a un Eibar sin amianto en un plazo de 10 años, y es un objetivo conseguible si realmente lo queremos cumplir».

El PNV se muestra crítico con el equipo de gobierno socialista, por la contratación de Alcaldía a una empresa de excavaciones para retirar tuberías de fibrocemento en dependencias municipales. «No se ha informado de ello a ninguna comisión municipal, ni Servicios, ni Medio Ambiente, ni Urbanismo, ni Junta de Portavoces, ni nada de nada. Estamos ciertamente desconcertados ante esta falta de información», explica Mendicute.

Las enmiendas del PNV partieron tras la retirada del techo de un edificio de la calle Arane, hecho con fibrocemento. Así, se incidió en los riesgos que acarreaba la exposición al amianto, como la asbestosis (enfermedad crónica respiratoria), fibrosis de los pulmones o cáncer o más riesgo de desarrollar un mesotelioma. Debido a sus características, su empleo está prohibido.

Hay que tener en cuenta que a partir de la década de 1940, se empleó el amianto en la construcción y se calcula que la mayoría de los edificios construidos entre las décadas de 1960 y 1980 tendrían amianto. En base a los datos del Eustat, en Eibar, hay 245 edificios construidos entre 1960 y 1980 que podrían contar con ese material en su construcción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos