La oposición saca adelante que el taxi-bus llegue a las zonas rurales

El taxi-bus ampliará su radio de acción también a los barrios rurales de Eibar.
/FÉLIX MORQUECHO
El taxi-bus ampliará su radio de acción también a los barrios rurales de Eibar. / FÉLIX MORQUECHO

Ofrece una solución a cerca de 400 personas que viven fuera del radio de acción del transporte público

A.E. EIBAR.

Los grupos municipales de EAJ-PNV, EH Bildu e Irabazi han aprobado -con su voto favorable y la abstención del PSE-EE, que gobierna en solitario en Eibar- la puesta en marcha de un nuevo servicio de transporte público 'a demanda' para los barrios rurales.

Por ello, el Pleno Municipal ha acordado adaptar el servicio denominado 'Taxibus', consistente en un taxi con recorrido y horarios fijos, que es compartido por personas viajeras, como si de un autobús de línea se tratara. La propuesta es que el taxibus cuente con un recorrido y horario por los barrios rurales, y que el recorrido se cumpla total o parcialmente en función a la demanda previamente notificada por las personas usuarias.

La propuesta será desarrollada por el Ayuntamiento de Eibar junto con la asociación de baserritarras de Eibar, Andirao, y busca aportar una solución a las más de 400 personas que en el municipio de Eibar se encuentran fuera del radio de acción del transporte público. El texto aprobado por el Pleno Municipal con los votos a favor de EH Bildu, EAJ-PNV e Irabazi, y la abstención del PSOE, propone la adopción de un sistema de transporte a la demanda que se acople al existente de Taxibus, previo desarrollo conjunto de la propuesta junto con la asociación de baserritarras Andirao, de forma que dé servicio a las personas que viven en el término municipal de Eibar, fuera del radio de acción con el que cuenta el transporte público

Es un servicio con taxi con recorrido y horarios fijos que es compartido por las personas viajerasPNV, EH Bildu e Irabazi se comprometen en la mejora de la calidad de vida del sector baserritarra

Los grupos municipales que han aprobado el texto se comprometen a seguir trabajando «por el desarrollo y la mejora de la calidad de vida en el mundo rural, para lo que consideran necesario tomar medidas para ofrecer un servicio público de transporte, construir asfaltados para garantizar accesos seguros a los caseríos, impulsar la realización de pozos sépticos, mejorar la conexión a Internet, así como realizar un Plan Estratégico de Desarrollo Rural y un Plan de Relevo Generacional y Dependencia en el mundo rural».

También consideran que deben consensuarse cuestiones como el Plan Especial de Arrate, dar un fuerte impulso a la Plaza del Mercado y contar con la participación de los baserritarras en la revisión del Plan General de Ordenación Urbana de Eibar.

En definitiva, EH Bildu, EAJ-PNV e Irabazi consideran que «los baserritarras no deben ser considerados como ciudadanos de segunda y que merecen mayor consideración y atención por parte de su Ayuntamiento». De hecho, en el Pleno Municipal, el portavoz del PNV, Josu Mendicute indicaba que «el mantenimiento y desarrollo de la actividad agroganadera requiere de soluciones a los nuevos retos a los que se enfrentan las personas que componen el sector, como las necesidades de comunicación existentes entre las zonas rurales y el núcleo urbano».

Por este motivo, desde los grupos de la oposición consideraban necesario plantear una alternativa a las personas residentes en barrio rurales y que no pueden utilizar el servicio de transporte público regular. El objetivo era unir los barrios rurales con el núcleo urbano y garantizarles así la accesibilidad a los servicios que se dispensan en el mismo; ofreciendo una alternativa de transporte público adaptada a las necesidades de las vecinos del entorno rural.

Por su parte, desde el PSE se mantenía la idea de que «se debía contrastar primero con la asociación de baserritarras Andirao, las conclusiones de la prospección que actualmente se estaba realizando desde el Ayuntamiento», con el objetivo de determinar la pertinencia de prestar un servicio de taxi-bus a la ciudadanía eibarresa residente en los barrios rurales. Por ello de concluirse que existía una necesidad real, y una vez dimensionada esta, el Ayuntamiento se podía comprometer a poner en marcha el servicio en el ámbito rural, que en todo caso, «no debería superar el umbral de déficit existente en el servicio actual de taxi-bus urbano».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos