Olvidar el mal año vendiendo en la calle

Los comerciantes vendieron sus productos a precios muy rebajados. /  FOTOS MIKEL ASKASIBAR
Los comerciantes vendieron sus productos a precios muy rebajados. / FOTOS MIKEL ASKASIBAR

Los comerciantes tratan de resarcirse de la lluvia y el frío con una feria de las rebajas con mucho calor | Los clientes podrán adquirir productos a bajo precio en las carpas de la calle Toribio Etxebarria

JON ZABALA EIBAR.

El buen tiempo, ese que tanto se ha echado de menos a lo largo de la primavera, fue protagonista en la mañana del primer día de la feria. Hasta 32 establecimientos comerciales de diversos sectores participan en la undécima edición de esta exitosa iniciativa al aire libre destinada a impulsar la actividad comercial, que permanecerá abierta hasta el viernes a las 20:00 horas.

Esta iniciativa, impulsada por Eibar Centro Comercial Abierto en colaboración con el ayuntamiento, tiene como objetivo que los comercios eibarreses puedan sacar a la venta productos rebajados y con grandes descuentos.

Todos los comerciantes coinciden en que «el año no ha sido bueno en cuanto a ventas». Y prácticamente todos tienen un porqué: «El mal tiempo ha sido clave».

Maite García, comerciante de la tienda Bambi, era una de las perjudicadas por el clima que ha habido en el País Vasco durante la pasada primavera. «El tiempo ha influido un montón. Al fin y al cabo, si está lloviendo la gente no compra sandalias a pesar de que, en los casos de los niños, como les crecen los pies, tienen que ir comprando prácticamente cada año. Se ha notado el bajón en las ventas respecto a otros años. Ahora tenemos rebajas hasta de un 70%, son zapatos que tienen que salir», admitió. Y pide un deseo para estos días: «Ojalá la gente aproveche la feria para comprar».

Otro comercio que había notado la disminución de las ventas era Askasibar. «A pesar de que no hemos tenido mala venta, sí que se ha notado un bajón respecto a los anteriores años. El tiempo ha condicionado mucho en las ventas de primavera-verano. En este mercado veremos si podemos hacer un remate de las cosas que han quedado. Tenemos buenas expectativas», contaba Mari Feli.

La comerciante de Beittu, Lorea Urdanpilleta, en cambio, no las tiene todas consigo. «No tengo muchas esperanzas. Aparte de la climatología hay otros aspectos que influyen. Es verdad que con el mal tiempo no vendíamos gafas, pero ahora la gente prefiere gastar el dinero en ocio y en viajes. Son más reacios a gastar en tiendas. El objetivo de estos días es recuperar el dinero», se lamentó con tono de resignación.

Paraguas para el mal tiempo

En el lado opuesto, la tienda Leder. Según su comerciante Patricia, «tenemos la ventaja de que vendemos paraguas y eso sí que se suele comprar con el mal tiempo. No obstante, lo que más se ha vendido este año son maletas. Viajar está de moda. Ahora son las segundas rebajas y los precios están muy bajos».

Además, había comercios que toman parte en la feria desde su propio establecimiento, como es el caso de la multióptica Federópticos, situada en Toribio Etxeberria. Como no podía ser de otra manera, el poco sol que ha brillado durante los últimos meses les ha perjudicado. «Siempre se vende mucho menos. Ni hay tanta gente en la calle ni entran a las tiendas, pero cuando se acercan las vacaciones la gente se anima a comprar gafas», admitió Antón. El primer día ya llegó a su fin. Hoy y mañana, una nueva oportunidad, tanto para los clientes como para los comercios.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos