La EGO ofrece un «regalazo» de interpretación musical

La EGO ofrece su concierto en la 'Uni' al público eibarrés. / FOTOS MIKEL ASKASIBAR
La EGO ofrece su concierto en la 'Uni' al público eibarrés. / FOTOS MIKEL ASKASIBAR

En el ensayo general interpretaron temas de Saint Saëns y de Tchaikovsky ante un público fiel

A.E.EIBAR.

La EGO, Euskal Herriko Gazte Orkestra-Joven Orquesta de Euskal Herria, regaló a los eibarreses el concierto que ofrecerán los próximos días y que han venido ensayando desde días atrás en el Complejo Educativo. Algunos calificaron «de regalazo» el ensayo de la EGO, dirigido por Juan José Ocón. La orquesta interpretó, ante un público fiel, que nunca quiere perderse este concierto, los dos temas que han venido trabajando este año, la 'Danza macabra' de Saint Saëns y la 'Quinta Sinfonía' de Tchaikovsky, que después interpretará en las tres capitales de Euskadi, y en Hondarribia, hoy. Hubo una «propina» como definió Ocón, basada en una selección de movimientos de la 'Quinta Sinfonía' de Tchaikovsky. El programa en sí contaba con notable dificultad, una vez que a su belleza se le unía una composición de alto nivel en el panorama sinfónico.

Así, José Miguel Laskurain, director de orquesta y banda, calificaba de «espectacular el concierto ofrecido», pese a que «el inicio me ha parecido un tanto frío la interpretación de Tchaikovsky ha sido de gran altura, con unas cuerdas extraordinarias y especialmente magníficos los instrumentos de viento».

Profesores de la OSE, BOS, Musikene, Mahler Chamber Orchester y Sinfónica de Galicia han vendido preparando junto a 80 músicos de la orquesta, todos ellos muy jóvenes, «pero con mucha hambre de triunfar», decía Laskurain, este extraordinario repertorio sinfónico, desde el pasado día 11, en Eibar,

La 'Quinta Sinfonía' de Tchaikovsky, «es una de las obras sinfónicas más bellas, apasionantes, emotivas y directas al corazón que jamás se hayan escrito», señalaban desde la EGO. Todo ello se conjugaba en un conjunto de armonías y temas melódicos que genialmente estructuró el maestro ruso e integrados en un marco global soberbio de belleza y de formas compositivas únicas.

Por ello, lo integrantes de la EGO han querido ensalzar la colaboración entre el Departamento de Cultura de Gobierno Vasco y las Fundaciones de Vital, Kutxa y BBK, lo que supone un paso más en la apuesta del departamento de Cultura y de las cajas vascas por impulsar una formación de calidad para las y los jóvenes músicos de nuestra comunidad.

Sin duda, en el propio ensayo-concierto se puedo comprobar el empeño de esta agrupación en la apuesta de una programación muy compleja. Su objetivo no es otro que el formar a los jóvenes músicos en un repertorio profesional. De ahí que para ser competitivos, los jóvenes se aislan muchas horas en el Complejo Educativo, para tratar de ser los mejores en un mercado cada vez más global y disputado.En este periodo de intenso trabajo se les facilitan las herramientas pedagógicas que faciliten o igualen las oportunidades con otros candidatos.

En un entorno en el que cada vez hay menos oportunidades de integrarse en agrupaciones sinfónicas, estos músicos no tienen más salida que la de una completa formación que les haga competir en un mercado global, lo que supone un paso más en su formación. «Es una pena que la integración laboral sea tan difícil», decía Laskurain

De ahí, esta apuesta del Departamento de Cultura del Gobierno Vasco por impulsar una formación de calidad para los jóvenes músicos de nuestra comunidad.

Catorce años en Eibar

Y es que son 22 años de andadura los que han pasado desde la puesta en marcha, en 1997, de la Joven Orquesta de Euskal Herria, de los cuales unos 14 han transcurrido en Eibar. Sus datos corroboran su actividad: más de 150 conciertos de música sinfónica y de cámara, media docena de países visitados en sus giras internacionales, más de 120.000 espectadores y un total de 1.000 jóvenes han pasado por sus filas en estos años de actividad.

Sus objetivos se han ido cumpliendo, centrando en proporcionar, entre los jóvenes músicos de la Comunidad Autónoma del País Vasco, un cauce de formación musical orquestal alternativo, que complemente su instrucción previa al ejercicio de su profesión, promocione valores musicales entre nuestros jóvenes, y proyecte la cultura vasca a nivel nacional e internacional.