El nuevo hospital se abrirá el 22 de octubre

El nuevo hospital de subagudos tiene fecha de su progresiva apertura. /  FÉLIX MORQUECHO
El nuevo hospital de subagudos tiene fecha de su progresiva apertura. / FÉLIX MORQUECHO

El Ayuntamiento estudia crear nuevas paradas de autobús para facilitar los accesos al centro sanitario | También se estudia crear una plaza de recreo sobre la vivienda antigua que queda anexa al nuevo equipamiento

ALBERTO ECHALUCE EIBAR.

La apertura del nuevo hospital de subagudos de Eibar ya tiene fecha: 22 de octubre. La anunció el lehendakari Iñigo Urkullu durante su intervención en el Pleno de Política General celebrado en el Parlamento Vasco. «El Hospital de Eibar es una de las principales inversiones realizadas por el Gobierno Vasco dentro del Eje de Desarrollo Humano», comentó el lehendakari.

Por su parte, el alcalde, Miguel de los Toyos, ha mantenido sendas reuniones con la directora de Osakidetza, María Jesús Múgica, y responsables económicos y de la obra del hospital de subagudos, todos ellos componentes de la comisión mixta de seguimiento del proyecto de construcción, para seguir avanzando en las tareas que posibilitarán su pogresiva apertura. En las reuniones, además de los plazos de finalización, se abordaron las peticiones de Osakidetza para abordar la adecuación del transporte público -cuya competencia es municipal- al importante flujo de personas que contará el centro, al acoger consultas externas que se prestaban en Mendaro. El hecho de contar con una salida directa desde la variante, por Alfa, hacia el hospital, y también con un tranvía, con apeadero en Amaña, permitirá una fácil accesibilidad hacia el centro sanitario, «con lo que estudiamos modificar alguna parada para facilitar el flujo de vehículos y personas hacia el hospital», señaló el alcalde De los Toyos.

En principio, se cuenta ya con una parada en Amaña para los buses que procedan de la variante, al tiempo que se plantea la creación de dos paradas más, una en Torrekua, para los buses que puedan venir por la N-634, en el sentido Donostia-Bilbao, así como otra parada más en Markeskua, para facilitar la conexión con el Hospital, en el sentido Bilbao a Donostia. Uno de los aspectos que trabaja elAyuntamiento es la eliminación de la casa antigua, próxima al hospital, «para contar con una plaza y reducir el impacto visual que ello provoca sobre un edificio nuevo y moderno», decía De los Toyos. No obstante, todo ello dependía de la promotora, que plantea un proyecto único de urbanización en Otaola, desde Norica hasta dicha vivienda.

Muchos cambios

Un aspecto novedoso con la apertura del hospital va aser la potenciación de la hospitalización domiciliaria que tan buenos resultados cosecha». Igualmente, se contempla un amplio número de consultas externas que «evitarán trasladarse a Mendaro». Entre ellas están las de rehabilitación, que atenderán a pacientes que hayan sufrido lesiones motivadas por accidentes de tráfico, laborales, caídas, golpes, etc, así como un importante apartado para realizar resonancias magnéticas también.

Otra novedad es que el Punto de Atención Continuada (PAC) o urgencias nocturnas del Ambulatorio de Toribio Etxebarria se trasladará, desde las 17.00 a las 8.00 horas, y 24 horas los sábados, domingos y festivos, con lo que se retirará la atención de urgencia que se realizaba en el Ambulatorio de Toribio Etxebarria y ésta será prestada en las dependencias del nuevo hospital.

Por otro lado, la apertura del hospital de subagudos en Otaola va a modificar el mapa sanitario eibarrés, así como diferentes servicios que se prestaban desde el Centro de Salud de Amaña, el Centro de Salud Pública de Ipurua y el propio ambulatorio de Toribio Etxebarria. El Ayuntamiento ha solicitado al Gobierno Vasco la reversión de los edificios del Centro de Salud de Amaña y del Mercado de Ipurua, en donde se aloja el Centro de Salud Pública, para un uso público. De monento, no están definidos los usos que experimentarán estos dos inmuebles.

Otros cambios que se experimentan con la entrada en funcionamiento del hospital es el relacionado con el Centro de Salud Pública, ubicado en el Mercado de Ipurua, y que se trasladará al nuevo centro sanitario de Otaola. Finalmente, se mantienen las previsiones en cuanto al número de camas para subagudos.

En las nuevas instalaciones del hospital de Otaola se contará con tres unidades de 24 camas, con lo que su capacidad total ascenderá a las 72 camas.

El portavoz de EAJ-PNV en el Ayuntamiento, Josu Mendicute, ha agradecido al lehendakari «su trabajo por Eibar y por Euskadi y se ha comprometido a seguir estrechando la colaboración para acometer proyectos de futuro en Eibar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos