«No se han negociado y podían tramitarlos en el presupuesto»

Para el portavoz de EAJ-PNV, Josu Mendicute, «un gobierno tiene que tener previstas sus inversiones en el presupuesto municipal, y en la modificación de créditos se incluyen un millón que no estaba recogido en el documento aprobado». El grupo jeltzale justificó su voto en contra en que no se habían negociado con ellos algunos de los proyectos presentados por el PSE. «Nosotros nos comprometemos a dar nuestro apoyo a todas las enmiendas, a las obligaciones legales, a la subida del personal, pero sin ningún tipo de negociación no se pueden aprobar proyectos sobre los que se nos ha negado que entremos a negociar», dijo Mendicute. Por otro lado, desde el PNV eran partidarios de que los proyectos nuevos se llevaran al borrador del presupuesto municipal para su negociación a partir de septiembre. «Proponemos que se debatan en el borrador de presupuesto que el equipo de gobierno tiene que presentarnos». Junto a ello, Mendicute decía que «en las negociaciones de las enmiendas se nos han negado proyectos por importe de 1 millón de euros, y ahora se nos pide que apoyemos sus propuestas sin negociación. No procede esta forma de actuar y, además, con una baja ejecución de los proyectos que pueden colapsar los ya previstos».

Desde EH Bildu la lectura que hacían era que «durante tres años, el Partido Socialista ha engordado el 'cerdo' del remanente para, a menos de un año vista de las elecciones municipales, soltar la traca final. O bien la planificación o buena gestión de la que alardean no es tal, o bien electoralmente la planificación es brutal. Y vemos que quieren poner en marcha proyectos ahora mismo para que estén listos e inaugurables para mayo de 2019».

Lo normal sería plantearlos para el presupuesto de 2019 e intentar buscar algún apoyo en la oposición». Desde EH Bildu, se recordaron las enmiendas desestimadas de este grupo. «Os invitamos a repasar vuestros armarios y despachos y contar cuántos proyectos redactados tenéis sin ejecutar, por ejemplo, de enmiendas de EH Bildu. No entendemos cómo el Partido Socialista no ha jugado con mayor altura de miras y ha dividido el bloque de modificaciones en las que podían tener salida y en las que no. Porque con la mayoría de ellas no tenemos problema alguno, pero sí con otras que tienen mucho peso», decían desde EH Bildu, que criticaba también que «nos han entregado dieciséis modificaciones sin negociación, las tomas o las dejas. Como las lentejas. Vergonzoso».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos