Mañana comienza el derribo del muro de anexo de Ipurua por la calle Santaiñes

Calle Santaiñes. /  MORQUECHO
Calle Santaiñes. / MORQUECHO

F. M. EIBAR.

Las obras de reforma del campo de fútbol de Ipurua implican el derribo del muro que sostiene el actual campo anexo. Esta fase comenzará mañana, lunes, motivo por el que se limitará el estacionamiento en la zona. Entre los números 4 y 8 de la calle Santaiñes estará prohibido aparcar. No se cortará el tráfico de forma continuada, sino que la circulación se desarrollará por la izquierda de la calzada. No obstante, en momentos puntuales puede haber cortes de tráfico para facilitar la entrada o salida de maquinaria.

Esta fase supone la continuación de unas obras que culminarán con una nueva tribuna y una serie de zonas de servicio en el espacio que actualmente ocupa el campo anexo de hierba artificial. Los trabajos se iniciaron hace un mes en el interior del campo anexo y en el talud situado junto a la carretera de Elgeta. Ahora se comenzará a trabajar hacia la calle Santaiñes, con el rebaje paulatino del campo anexo hasta la altura de la calle, lo que implica el derribo del actual muro que discurre junto a la acera.

Cambio para peatones

Los viandantes también deberán estar atentos a la señalización, ya que estas obras obligarán a cortar el paso por la acera actual que discurre junto al anexo y al campo de Ipurua. Entre los números 2 y 16 de la calle Santaiñes, los peatones deberán utilizar la acera que discurre junto a los portales. La zona estará debidamente indicada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos