Ludo Show ofrece un montaje circense «sobre el niño que llevamos dentro»

Los artistas de Ludo Circus ofrecen una pieza de circo, teatro, danza y clown. / LUDO CIRCUS
Los artistas de Ludo Circus ofrecen una pieza de circo, teatro, danza y clown. / LUDO CIRCUS

Siete artistas dan forma a una pieza llena de humor y destreza, sin apenas texto, que ha recibido numerosos premios

A.E. EIBAR.

Las Jornadas de Teatro de Eibar cuentan para hoy con la participación del grupo sevillano Ludo Circus, que ofrecerá un montaje circense del mismo nombre, sorprendente y divertido a partes iguales. La obra se escenifica en el Teatro Coliseo a partir de las 20.30 horas.

En sí el espectáculo, «para todos los públicos», lleva a las tablas «al niño que llevamos dentro, a aquél que se juntaba cada tarde con su pandilla para jugar, correr, saltar sin descanso, y que reñía con el amigo para olvidarse de la riña en cuanto se empezaba un juego nuevo», decía Pilar Tabora, de la distribuidora de esta obra.

Ludo nace de una inquietud, la de reunir en un mismo equipo a una serie de profesionales vinculados a las artes circenses -director, artistas, equipo de producción y comunicación, etc- que llevaban muchos años cruzando el camino por separado o en proyectos puntuales. «Algunos de ellos ya han actuado en Eibar, anteriormente», decía Tabora.

Mediante acrobacias y malabares se integra ocio, teatro, danza y clown

De esta manera, siete artistas, de diferentes especialidades, dan forma a esta pieza llena de mucho humor y destreza. «Estamos ante una creación basada en las relaciones de los interpretes y no de los personajes».

En este sentido, la obra que se pone en escena tiene un humor sutil y blanco como hilo conductor, que se combina con técnicas circenses como el equilibrio en rulo o rola bola, acrobacias, báscula o malabares. «Son un compañía profesional compuesta por una serie de actores que llegan desde diferentes procedencias, que utilizan técnicas con su lugar específico, aunque se desarrollan siempre al servicio del ritmo escénico, la teatralidad y de la atmósfera del montaje. Es un espectáculo casi sin texto», señalaba Tabora.

De esta manera, la obra les ha ofrecido «una oportunidad, un privilegio para conocerse mejor y desarrollar todo su potencial, con un equipo inusualmente amplio y bajo un modelo de coproducción muy horizontal».

Proyecto pionero

Teniendo en cuenta los antecedentes del circo andaluz, Ludo se ha erigido en un proyecto pionero.

Todo ello, ha hecho crear un proceso creativo y de investigación en el que el primer objetivo ha sido profundizar en el conocimiento mutuo «en donde el juego está como principal estímulo y motor impulsor del espectáculo. No obstante, también se recoge una vertiente del juego en serio, y ese espíritu está presente en cada una de las acrobacias y malabares que componen esta pieza que integra ocio, teatro, danza y clown».

Así, la obra transcurre mediante juegos e improvisadas escenas con objetos, en las que se han encontrado las relaciones que cada uno tiene con los demás y con el grupo. «Ha sido un proceso complicado puesto que el director y dramaturgo estaba también en ese grupo de juego», aseguraba Tabora.

Muchos reconocimientos

Los premios recibidos también por esta compañía han sido importantes. Entre ellos están el Feten, 2018, al Mejor Espectáculo, siendo recomendado por la Red Española de Teatros, Auditorios, Circuitos y Festivales de Titularidad Pública. Además ha recibido los premios Lorca del Teatro Andaluz 2017, mejor Espectáculo de Circo; premios Paca del circo Andaluz 2016, mejor Espectáculo de Sala, mejor Dirección (Antonio J. Gómez, 'El Gran Dimitri'), y la mejor Música Original (Morten Jespersen).