Kulunka Teatro hace una reflexión sobre la soledad dentro de la familia

La premiada obra 'Solitudes' llega también a las Jornadas de Teatro de Eibar./
La premiada obra 'Solitudes' llega también a las Jornadas de Teatro de Eibar.

Representada con máscaras, 'Solitudes' ha recibido los Premios Max al mejor espectáculo y la mejor música

A. E. EIBAR.

La compañia guipuzcoana Kulunka Teatro presenta este jueves a las 20.30 horas, en el teatero Coliseo, la obra 'Solitudes', su segundo montaje después de 'André y Dorine'.

Este es un proyecto que remueve las emociones del espectador, reflexionando sobre la soledad, la incomunicación y los prejuicios como obstáculos insalvables hacia la felicidad. Según Juan Ortega, organizador de las Jornadas, «pese a que los actores llevan máscaras parece que no las llevan. Ofrecen una idea verosímil expresando alegrías, tristezas, como si no las tuvieran. Es un trabajo con gran personalidad y los premios obtenidos los avalan».

'Solitudes' recibió dos premios Max 2018 al mejor espectáculo y a la mejor música. Sus interpretes son: Garbiñe Insausti, José Dault, Edu Cárcamo, con la música de Luis Miguel Cobo.

En este teatro de máscaras, sin palabras, se cuenta la historia de un anciano viudo a cargo de su hijo y de su nieta, quienes no reparan en su necesidad más simple: la compañía. Algo tan simple como jugar a cartas le haría feliz, pero tiene que buscar en la calle a alguien con quien jugar..., y al final conoce a una prostituta primeriza.

Sin renunciar a deseos

En sí, la obra muesta como el protagonista de 'Solitudes' se siente incomprendido porque, como casi todos los ancianos para los que su vida es prácticamente una espera, ya solo desea cosas sencillas.

Cosas tan simples que los demás no llegan a valorar su verdadera importancia. «Lo extraordinario de esta historia es que el anciano -contra lo que podría esperarse de alguien con una vida ya casi sin alicientes- no se resigna, no renuncia a sus pequeños deseos y pelea por ellos con determinación y dignidad», señala la crítica a esta obra. Todo ello tendrá sus consecuencias para él mismo y para quienes le rodean. «Surge un viaje de universos cotidianos que, combinando la gravedad con la sonrisa, conmueve, sorprende e invita a la reflexión», señala Juan Ortega.

Kulunka Teatro es una compañía fundada en Guipuzkoa en 2010, por Garbiñe Insausti y José Dault, artistas de amplia trayectoria escénica pese a su juventud. Se mueven por su interés por abordar nuevos lenguajes escénicos y experimentar con el teatro, sin perder de vista la creación accesible para el público y el compromiso del hecho teatral.

La formación se estrenó en el plano internacional ya con su primera obra, 'André y Dorine', que llevó al Festival Internacional de Teatro de Manizales de Colombia.

Hasta la fecha ha actuado en más de veinte países, desde Estados Unidos a Taiwán -por supuesto, buena parte de Europa- y ha cosechado premios como el del público y el galardón a la mejor dramaturgia en el festival Be de Birmingham.

Varias representaciones

Esta semana llega cargada de representaciones. Para el viernes a las 20.30 horas, se anuncian los argentinos de 'Un poyo Rojo', «representación gestual que permanece en cartelera nueve años», decía Ortega. Sus intérpretes son Nicolás Poggi y Luciano Rosso, que empezaron a dar forma en Buenos Aires a esta pieza de danza y teatro físico. El domingo llega la Gala Internacional de magia que todos los años llena el recinto del Coliseo. Entre los participantes estará Miguel Muñoz, ganador del Gran Premio Mundial de magia FISM, celebrado en Corea; Mag Martín, especialista en grandes ilusiones; Lebart, mago argentino, y el Mago Valen, un referente en el mundo de la magia en el País Vasco.