Las Jornadas de Energía muestran la potencialidad del uso de la biomasa

Ponentes de las Jornadas de Bioenergía de la Uni.
/ARAKISTAIN
Ponentes de las Jornadas de Bioenergía de la Uni. / ARAKISTAIN

Se han duplicado desde 1972 a 2011 las superficies maderables que pueden servir para proyectos de generación térmica

A.E. EIBAR.

El Grado de Energías Renovables de la UPV fue escenario esta semana de las V Jornadas de Bioenergía en las que se mostraron los hitos más importantes en relación con el diseño y potencial implantación de proyectos de generación térmica. La biomasa es la utilización de madera, preferentemente, como fuente energética.

En esta dirección, Sergio López Iridi (Ente Vasco de la Energia - EVE) destacó el prometedor futuro de la utilización de madera mediante proyectos, en consenso con los ayuntamientos, HAZI y EVE, para el fomento de la utilización de biomasa con fines energéticos. Apreció el «enorme potencial de la biomasa forestal por la cultura de trabajo existente enutilizar este recurso en el ámbito rutal y urbano». «La biomasa es la principal fuente de energía renovable de Euskadi», indicó, al tiempo que subrayó que la biomasa forestal (principalmente en forma de cogeneración en la industria papelera) representa el 54% del consumo renovable, y los residuos sólidos urbanos y el biogás, conjuntamente, el 12%. «El sector industrial concentra las dos terceras partes del consumo total de biomasa, a pesar de que cada vez es mayor su utilización en otros sectores».

Las principales instalaciones existentes actualmente en nuestro territorio son en forma de biogás de vertedero y Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR), residuos Sólidos Urbanos (RSU): Zabalgarbi, o las plantas de cogeneración de la industria papelera, o en colegios. «Todo ha sido posible por la existencia de una industria de fabricación de calderas que desarrollan un potente tecnología».

En el sector público existen experiencias en industrias, colegios y depuradoras«La biomasa es la principal fuente de energía renovable de Euskadi»

Junto a ello, López recordó que desde el Gobierno Vasco se ha tenido una importante inquietud por los proyectos de renovables. «Tenemos decretos y leyes de sostenibilidad que apoyan el desarrollo de energías renovables». En base a la tipología de instalación y el volumen de consumo «el ahorro es considerable y la inversión tiene una media de amortización en ocho años».

Muchas existencias

Por su parte, Iñaki Gerenabarrena (Fundación Hazi) habló en las mismas jornadas de la madera, un combustible de presente y futuro en Euskadi. Así indicó que una tonelada de madera seca absorbe 1,83 toneladas de CO2. En este sentido, se mostro como las existencias maderables totales habían pasado de 30.000.000 metros cúbicos, en 1972 a 62.500.000, en 2011. Dado que contamos con una superficie forestal de 494. 500 hectáreas, un 68 por ciento total del País Vasco, delos que forestal arbolado suman 396.700 hectáreas. «De toda esta superficie se pueden obtener 62,6 millones de metros cúbicos de madera, con un gran futuro para la generación energética». Ante ello, Gerenabarrena apostó por este modelo energético «porque la madera es un combustible de calidad» y consigue «lograr un aprovechamiento de los residuos del que existe una abundancia constable».