Ipurua levanta el telón y quiere hacerlo con una sonrisa final

Los jugadores armeros celebrando el primer gol de Charles en el Wanda Metropolitano ante el Atlético de Madrid. /  RODRIGO JIMÉNEZ
Los jugadores armeros celebrando el primer gol de Charles en el Wanda Metropolitano ante el Atlético de Madrid. / RODRIGO JIMÉNEZ

Mendilibar y sus hombres lucharán por brindar los tres primeros puntos a la afición |

J. A. Rementería
J. A. REMENTERÍAEIBAR.

Tras el 'exilio' forzado en estas tres primeras jornadas en las que el estadio de la SD Eibar ha sido sometido a obras de remodelación, Ipurua levanta el telón de la Liga. Imponderables, un precio el que ha tenido que pagar para que hoy, a partir de las 12.00 horas, se estrenen Mendilibar y sus hombres como locales ante el Espanyol en un estadio remodelado, especialmente la histórica tribuna Gol Oeste y el campo desplazado. Hay ganas de ver el nuevo rostro del feudo azulgrana, inmenso interés por contemplar el nuevo césped y, cómo no, ansias de ver en acción al equipo, 'hambre' de fútbol y triunfo.

Eibar y Espanyol llegan ambos a este partido con un punto en su casillero, con el ánimo de sumar la primera victoria. Mendilibar ha pedido a sus jugadores «seguir con la misma mentalidad» que en el último partido antes del parón ante el Atlético de Madrid «sin bajar para nada el ritmo, los brazos y la concentración, porque el rival nos va a exigir todo eso». El técnico armero sabe de lo que habla, pide intensidad, como siempre lo ha hecho, destaca que tienen que jugar «siendo nosotros, siendo agresivos» ante un equipo «que también está fastidiado como nosotros y vendrá a ganar. Hemos jugado tres partidos fuera y ya entrenamos el miércoles en Ipurua. El terreno de juego está bastante bien. Tengo ganas de jugar delante de nuestra afición para ver si por fin hacemos nuestro fútbol de principio a fin del partido», añadía Mendilibar.

Es una cita que tiene su trascendencia. Los armeros no han tenido un buen arranque, el peor de los años que lleva en Primera. No habían tenido un punto en las tres primeras jornadas, en esta ocasión es una realidad de la que no debe olvidarse que ha disputado todos estos encuentros lejos de su feudo, escenario donde gesta sus objetivos acompañado de sus seguidores.

Para el Espanyol el campo de Ipurua a priori es un terreno gafado, no le resulta ideal en sus visitas en Primera, una sola vez ha ganado y empatado, el resto han sido tres derrotas. Sus cinco visitas no le han sido generosas y se espera que en la jornada de hoy tampoco lo llegue a ser. El Espanyol, que es el único equipo que no ha marcado un gol hasta la fecha, lleva también un bagaje de dos derrotas en su propio estadio y un empate fuera, lo que se traduce en un solo punto sumado en la clasificación. Pero lo más preocupante en el seno perico es la circunstancia de no haber conseguido marcar todavía en la competición liguera. Mendilibar no se fía del Espanyol, afirma que ha jugado ya muchos partidos de competición y que ha hecho un buen papel en la previa de la Europa League, aunque no ha trasladado esa dinámica a la Liga. «Estamos igual, creo que vendrán con tanta ilusión como nosotros de poder empezar a arrear en la liga. Es peligroso que no hayan marcado ningún gol porque están más cerca de marcar. Tienen jugadores que pueden marcar sin tener que hacer un gran fútbol. No va a ser un equipo al que le vaya a faltar el gol».

Más