«Tenemos instalaciones para ofrecer los cursos»

A.E. EIBAR

El director del Instituto de Formación Profesional básica, Asier Kintana, enseñaba sus instalaciones para poder acoger esta proyectada Escuela de Grabado y Damasquinado. Este Instituto (antes Escuela Taller) que está abierto desde el 2012, oferta dos ciclos de FP básica, uno de mantenimiento de viviendas (albañilería, carpintería, fontanería, electricidad), junto con otro de cocina y restauración, dirigido a chavales de 15 a 18 años, con 60 matriculados.

Recordaba Quintana, cómo hace seis años se ofreció en este centro un curso de fabricación de escopeta. «Tenemos instalaciones para impartir los cursos y disponemos incluso de materiales del curso de fabricación de escopeta que se impartieron. El grabado y damasquinado serían valores añadidos que se podrían recuperar».

De hecho, del prestigio internacional cosechado en su día por los damasquinadores de Eibar da cuenta la colección del empresario iraní Nasser D. Khalili, que el Museo de Bellas Artes de Bilbao acogió en el verano de 2000.

La exposición exhibió variadas piezas de lujo -desde pistolas, hasta pitilleras, vasos o cofres- que en su mayor parte fueron obra de Plácido Zuloaga, quien perfeccionó la técnica ideada por su padre. Plácido dirigió también el damasquinado de una de las obras cumbres de este arte en España, el mausoleo del general Prim, que se conserva en la ciudad tarraconense de Reus. Algunos de los muchos talleres que hubo en Eibar -uno de ellos con una delegación en París- trabajaron durante muchas décadas a pleno rendimiento para revestir de oro y plata las muchas encomiendas que les llegaban de diferentes países. «Es un patrimonio cultural de Eibar que no podemos perder. Conozco a dos personas interesadas en seguir el curso. Estoy seguro que, poco a poco, podemos conseguir un mayor número», finalizaba Gorka Garate, feliz de hacer realidad su sueño.