El Gobieno Vasco tiene movilizadas 259 viviendas para planes de alquiler social

La directora de Alokabide Patricia Val y el alcalde./F. MORQUECHO
La directora de Alokabide Patricia Val y el alcalde. / F. MORQUECHO

El Ayuntamiento inicia una campaña para sacar al mercado vivienda vacía para los demandantes de Etxebide Alokabide gestiona 130 viviendas de Bizigune, otras 127 del Gobierno Vasco y dos pisos del programa ASAP

Alberto Echaluce
ALBERTO ECHALUCEEIBAR.

El departamento de Vivienda del Gobierno Vasco, presidido por Iñaki Arriola, gestiona un total de 259 viviendas en Eibar bajo los programas de apoyo al alquiler social, según los datos facilitados por la sociedad Alokabide (Sociedad Pública del Gobierno Vasco). En concreto, dentro del programa Bizigune gestiona un total de 130, de las que 111 son con contrato y 19 están en proceso de admisión. Bizigune tiene como objetivo la captación de pisos desocupados para su puesta en el mercado a través del alquiler protegido. Su finalidad es dar un uso social a las viviendas deshabitadas, facilitando el acceso a una vivienda digna a precios asequibles. Junto a ello, se suman viviendas del Gobierno Vasco que ascienden a 127, mientras que las viviendas ASAP, por encima del nivel de alquiler tope, suman dos, con un total de 259.

El propietario de una vivienda vacía la pone a disposición de Alokabide, a través de un contrato de usufructo -de 6 años de duración-, a cambio de una serie de garantías establecidas. A su vez, Alokabide adjudica esta vivienda a un solicitante inscrito en el servicio vasco de vivienda Etxebide que abona a Alokabide un alquiler proporcional a sus ingresos. El programa tiene también ventajas para los inquilinos, ya que se les está cobrando una renta protegida, no una renta de mercado, que en cualquier caso no superará el 30% de los ingresos ponderados de esa unidad convivencial.

Se da la circunstancia de que el precio máximo a pagar al arrendatario por la incorporación de su vivienda al programa se establece en la Ley de Presupuestos del País Vasco, y actualmente es de un máximo de 600 euros mensuales. El promedio de renta que se ha venido pagando al propietario durante 2018 ha sido de 489,15 euros. «No obstante, en vista de la demanda existente en Eibar, se produce un aumento de la renta que oscila, de media, sobre aquellos 600 euros también», explica Patricia Val, directora de Alokabide.

«El programa Bizigune está resultando un éxito en Eibar, porque es fiable y seguro»Actualmente hay registrados 971 demandantes, bien de compra o de alquiler

Val destacó que «este programa está resultando un éxito en Eibar. Se demuestra que es atractivo porque se trata de un programa fiable, seguro, y con alto nivel de satisfacción para el propietario, ya que sus inquietudes y miedos quedan resueltos, y se pone a disposición de los vecinos estas viviendas».

Su justificación se basaba en que, en Eibar, según los datos actuales de Etxebide, se registran 819 demandantes empadronados, de los cuales 80 solicitan compra (un 8%) y 739 alquiler (76%). Los no empadronados que desean vivir en Eibar ascienden a 152, de los cuales 40 (4%) solicitan compra y 112 (un 12%) solicitan alquiler. Así, que el total de demandantes empadronados y no empadronados suma 971.

No todas las viviendas pueden acceder al programa, una vez que se exige que, además de estar ubicada en la Comunidad Autónoma Vasca, den ser libres, no protegidas, encontrarse en un área para captar viviendas, reunir las condiciones de habitabilidad, además de tener cocina y baño equipados. «Una vez el propietario cede su vivienda se olvida de todas las incidencias y gestiones con el inquilino y se le garantiza la devolución de la vivienda en el mismo estado de conservación que cuando la cedió, salvo el desgaste normal generado por el uso del arrendamiento». Así, otra de las particularidades del programa es que se requiere que la casa que pase a integrar el programa tenga unas condiciones de habitabilidad. Para ello, se establecen, incluso, ayudas de hasta 18.000 euros para pequeñas reformas al dueño que integra su piso seis años al programa Bizigune. Luego este dinero se descuenta al dueño de la renta que le abona Alokabide mensualmente.

Campaña municipal

El Ayuntamiento, por su parte, tiene previsto llevar a cabo una campaña para lograr la movilización de un mayor número de viviendas vacías, en base a una enmienda aprobada por PSE y PNV. En este sentido, el alcalde Miguel de los Toyos apuntó que «gracias a esta colaboración, el Ayuntamiento tratará de potenciar el alquiler», para lo que se espera poner a disposición de Alokabide 7 viviendas municipales que han sido reformadas.

Con la puesta en marcha del 'Bizigune municipal', el departamento de Vivienda y más concretamente Alokabide, pasa a hacerse cargo de todos los aspectos del alquiler, tanto a nivel técnico como de trato con los inquilinos, así como del listado y proceso de adjudicación, cálculo y cobro de las rentas, las contrataciones de los servicios, la atención de las incidencias, y el mantenimiento y estado de conservación de la vivienda. El Ayuntamiento ingresará una parte del alquiler de los contratros firmados.

Se contempla, asimismo, el buzoneo en todas las viviendas de Eibar de un folleto informativo, elaborado por Alokabide, sobre el programa de vivienda vacía, Bizigune. Asimismo, personal del Gobierno Vasco acudirá al Ayuntamiento para dar formación a los trabajadores de Pegora, para que puedan ofrecer «una información aún mejor de la que ya dan a los eibarreses que se acercan al Ayuntamiento interesándose por el programa».

Por otro lado, se pondrá un enlace desde la web municipal a la página de Alokabide para facilitar el acceso a la información sobre los requisitos y el procedimiento a seguir en este programa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos