Gasolinera Azitain, a golpe de claqueta

No faltaron los vecinos que se acercaron a ver el rodaje de escenas, con el equipo metido de lleno en su trabajo. /  FOTOS: FÉLIX MORQUECHO
No faltaron los vecinos que se acercaron a ver el rodaje de escenas, con el equipo metido de lleno en su trabajo. / FOTOS: FÉLIX MORQUECHO

El equipo del largometraje 'Agur Etxebeste!' rodó algunas de sus escenas en Eibar |

FÉLIX MORQUECHO EIBAR.

La cercana localidad de Bergara se convirtió en escenario principal del rodaje de la película 'Aupa Etxebeste!' en el año 2004. Catorce años después, el mismo equipo está metido de lleno en el rodaje de su secuela, una película que de nuevo se sitúa en la villa mahonera pero que también tendrá presencia eibarresa, y no solo porque los carteles pegados en su día tuvieran respuesta en forma de figurantes eibarreses. El pasado viernes el equipo de rodaje convertía el entorno de la gasolinera Azitain en su plató para grabar una serie de escenas de 'Agur Etxebeste!'.

El rodaje no pasó desapercibido con la presencia de un equipo formado por una veintena de personas entre actores y técnicos de distintas áreas; equipos de sonido, cámaras, percheros de vestuario, etcétera. Los directores Asier Altuna y Telmo Esnal fueron los encargados de dirigir varias escenas como la que transcurre dentro de uno de los lavaderos automáticos de coches, o la llegada de una ambulancia de la DYA a la gasolinera.

La película estará protagonizada por los mismos intérpretes que trabajaron juntos hace catorce años, con Elena Irureta, Iban Garate, Paco Sagarzazu y Ramón Agirre. Precisamente este último fue el protagonista de las escenas grabadas en Eibar, ya fuera elegantemente vestido con traje y corbata, o con pijama y batín.

La película supuso un éxito sin precedentes para una cinta rodada en euskera y estrenada hace más de una década. Aquella comedia presentaba a una familia que, justo antes de salir de vacaciones descubre su ruina económica, por lo que decide quedarse en casa a escondidas, haciendo creer al resto de vecinos que está en la costa. Sus vicisitudes para mantener el secreto hilan una película que ahora tendrá una segunda parte. Los trabajos de rodaje comenzaron a finales del mes de agosto en Irun y tienen una duración de seis semanas para un largometraje que se estrenará en 2019.

Entre las localizaciones que estudió el equipo de producción también se contempló la posibilidad de utilizar la casa consistorial de Eibar. El protagonista de la película, Patrizio Etxebeste, es alcalde del pueblo. Por ese motivo uno de los escenarios es un ayuntamiento y entre los que se contemplaron por parte del equipo de producción estuvo el de Eibar. Finalmente, se optó por elegir el de Bergara, localidad que acoge una parte principal de las localizaciones exteriores.

Muchos curiosos se situaron en distintos puntos para ver el rodaje, mientras los conductores se veían sorprendidos tras sufrir cortes de tráfico en algunos momentos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos