Fruto de aquellos viajes a Italia

El barrio de San Cristóbal dio la bienvenida a todas las Lambretta que cruzaron sus fiestas, incluso a los modelos menos vistos de la fábrica que comenzó a funcionar en Eibar en 1953.
/FOTOS: FÉLIX MORQUECHO
El barrio de San Cristóbal dio la bienvenida a todas las Lambretta que cruzaron sus fiestas, incluso a los modelos menos vistos de la fábrica que comenzó a funcionar en Eibar en 1953. / FOTOS: FÉLIX MORQUECHO

La Concentración Lambretta Eibar celebró ayer una nueva edición, con visita a las fiestas de San Cristóbal y un banderazo de salida que miró a la historia de la marca

Félix Morquecho
FÉLIX MORQUECHOEIBAR.

El goteo continuo de motocicletas, unas tras un paseo desde algún garaje de la ciudad y otras después de haber recorrido kilómetros desde puntos como Castellón, hizo que al final más de 70 vehículos participasen en la Concentración Lambretta Eibar, a las que se suman las que se exhibieron aunque no puedan rodar. Después de una noche atronadora que obligó a suspender una actuación en San Cristóbal, el sol brilló para dar colorido a la pintura de las motos.

Son muchos los 'lambretteros' que acuden a Eibar espoleados por la referencia que supone la fábrica que albergó la ciudad desde 1953. En aquella época emprendedores como Isidoro Trocaola y Florencio Irigoyen viajaron a Italia para negociar con Innocenti la consecución de la patente de fabricación de las Lambretta en Eibar. «No fue nada fácil» apuntaba ayer María Victoria Irigoyen, hija de Florencio. Ella fue la encargada de dar el banderazo de salida a la ruta urbana que realizaron las motocicletas. «¡Son tan bonitas!, es algo que me hace mucha ilusión» señaló. La hija del fundador de la empresa recordaba ayer cómo su padre les contaba en casa las pruebas que se hacían con las motocicletas. «También me acuerdo de los viajes que hacía a Italia para negociar la patente. Conseguir que la Lambretta se pudiera fabricar en Eibar fue una emoción muy grande».

11
00. Camas elásticas y tirolina en Fray Martín Mallea.
12
00. Misa por los difuntos del barrio.
12
30. Concurso de paella.
13
00. Trikipoteo.
13
30. Lunch en la plazoleta.
13
45. Entrega de premios del concurso de paella.
17
30. Refrescos y golosinas para la chavalería.
18
00. Vaquillas y ponis con Gorrixo.
19
00. Entregas de premios de tiradas infantiles y concursos.
19
30. Verbena con DJ Araba.
20
30. Sorteo de la rifa.
22
00. Traca final de las fiestas 2018.

Una cualidad de aquellas motocicletas es la curiosidad que despiertan, y por eso las calles de Eibar se llenaron de vecinos dispuestos a saludar su paso. Lo mismo ocurrió en el barrio de San Cristóbal, que aplaudió a las Lambrettas, más aún a una con sidecar que se las vio y se las deseó para subir la rampa. A la segunda lo consiguió. San Cristóbal no había pasado buena noche ya que después de la actuación del grupo Sonic Toys, que empezó sin agua, tuvo que suspender la actuación siguiente.

Fin de fiesta en San Cristóbal

El barrio despedirá hoy sus fiestas en una jornada intensa. La chavalería de la zona y muchos visitantes disfrutan cada año con la tirolina, y los aficionados a los fogones tienen cita con el concurso de paellas. El ambiente mañanero tendrá continuidad después de comer con las vaquillas y ponis que darán ambiente y emoción a la plazoleta. Después de un fin de semana cargado de actuaciones la música volverá a cobrar protagonismo con la verbena que ofrecerá DJ Araba para los últimos bailes de las fiestas. Será la despedida de unas celebraciones que cierran unas semanas cargadas de actividad desde el centro de la ciudad hasta los distintos barrios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos