Fotografías que recuerdan la historia de Eibar

En Ubitxa, en la carretera a Unbe, se expone una fotografía del momento del pistoletazo de salida de una antigua carrera atlética en Eibar./FOTOS MIKEL ASKASIBAR
En Ubitxa, en la carretera a Unbe, se expone una fotografía del momento del pistoletazo de salida de una antigua carrera atlética en Eibar. / FOTOS MIKEL ASKASIBAR

Nuevas instantáneas embellecen las paredes de Arrate Bide y Ubitxa, y está prevista una más en Txonta

A.E.EIBAR.

El programa de Ego-Ibarra con el que se trata de embellecer las paredes de la localidad con la instalación de fotografías históricas sigue a lo largo del mes de julio. En principio se han colocado dos fotografías en Ubitxa y Arrate Bide, y queda pendiente de colocar una tercera en Txonta.

El objetivo de este proyecto es, mediante la instalación de fotografías históricas en los barrios de Eibar, activar la memoria y responder a la petición de los eibarreses que agradecieron la colocación de las primeras fotos en diferentes puntos; y, por otro, dar otro aspecto a las paredes de la ciudad.

Arrate Bide
Muestra a los trabajadores que llevaron a cabo la obra de la carretera Eibar-Ixua.
Ubitxa
Refleja una antigua prueba atlética.
Txonta
Se instalará una fotografía de las 'fileteadoras' de la empresa Norma.

La fotografía de Arrate Bide data de 1915, aproximadamente, cuando ante la situación de crisis que asolaba la ciudad se tuvo que emplear a muchas personas en la construcción de la carretera de Eibar a Aginaga. Esta fotografía nos trae a la memoria la terrible crisis que vivió Eibar durante la Primera Guerra Mundial y, con el fin de hacer frente al paro existente, el Ayuntamiento tomó la decisión de ofrecer trabajo en la construcción del camino de Eibar a Aginaga. El escritor eibarrés Toribio Etxebarria, en su libro 'Viaje por el país de los recuerdos', dice al respecto: «¿Cómo fue esa asistencia del Ayuntamiento a los parados? Lo más distante posible de una beneficencia. Se desempolvó un proyecto de carretera de Eibar a Marquina por Izua y Barinaga que dormía en el archivo, y a trabajar se ha dicho. Se formaron compañías de trabajadores, y los clásicos armeros tiraron de pico y pala como los más acostumbrados, a cielo abierto, siguiendo el trazado por las faldas del Urko», señala.

Y todo el mundo tuvo así un jornal, ganado con gran esfuerzo en un trabajo que creó una carretera muy necesaria. En la fotografía de Indalecio Ojanguren se aprecia a los trabajadores construyendo el camino; al fondo, las casas del paseo de San Andrés, la casa Kiputxanekoa y en el alto de Isasi, la iglesia y el convento. La foto es del año 1915, y pertenece al Archivo Municipal de Eibar, como el resto de imágenes que se colocarán en diferentes lugares de la ciudad.

Continuar con el programa

En la pared de Ubitxa, en el camino a Unbe, de modo simbólico, se ha colocado también la foto de unos corredores. La imagen es del Fondo Plazaola, de 1953, y en ella se puede ver una carrera que partía de la entonces denominada calle de Dos de Mayo.

Por lo que respecta a la calle Txonta, en la pared del taller Mutiola -gracias al permiso que le han dado al Ayuntamiento los dueños del taller-, se colocará una foto que recordará a las mujeres que pintaban los cuadros y las horquillas de las bicicletas, a las 'fileteadoras' de la empresa Norma, edificada en Txonta hacía 1944.

Este programa es continuación de otro iniciado en 2018 en el que se llevó a cabo la instalación de una imagen en la fachada del Hogar del Jubilado de Unzaga que mostraba una imagen de 1910 en la que se podía ver la antigua plaza, con su antiguo quiosco de la música, ahora instalado en Beasain.

También se cuenta con otra fotografía instalada en la fachada del estadio de Ipurua correspondiente al equipo femenino de Eibar, que disputó un partido de fútbol en 1971 en favor de las ikastolas. Otra más se instaló en la iglesia del Carmen, era de una vista general de Urkizu de 1960, con la fábrica Orbea, el chalet de la familia, los jardines y la capilla, la zona de Bittor Sarasketa y la estación de ferrocarril. A la izquierda también se podía ver la panificadora de Urkizu y la fundición de Lasa y Azcoaga.

Otras tres imágenes fueron colocadas en la pared del Complejo Educativo, en el edificio contiguo a la gasolinera de Azitain y en la calle Toribio Etxebarria, con algunas de las antiguas pruebas ciclistas.