Fermín Calbetón será más peatonal tras una inversión de 269.585 euros

Entre los números 17 y 26 se va a crear una calle de coexistencia de vehículos y peatones./MIKEL ASKASIBAR
Entre los números 17 y 26 se va a crear una calle de coexistencia de vehículos y peatones. / MIKEL ASKASIBAR

Se trata de crear un espacio de coexistencia como el construido frente a la parroquia San Andrés

A.E.EIBAR.

El proyecto de coexistencia peatonal entre los números 17 y 26 de la calle Fermín Calbetón -entre el Kebab y la farmacia hasta Plaza Barria- ha salido a licitación, con una inversión de 269.585 euros.

El objeto del proyecto es crear un espacio de coexistencia urbana desde la mitad de Fermín Calbetón hasta la parroquia San Andrés, tendente a la mejora de las condiciones de desarrollo de la actividad comercial. Esto es, se trata de facilitar a los peatones el uso del espacio urbano en detrimento del tráfico de vehículos, lo cual redundaría en un incremento de la actividad comercial.

Entre las obras a realizar, se va a llevar a cabo la ejecución de catas, demolición de pavimento y soleras, transporte de tierras y escombros a vertedero así como el desmontaje de mobiliario urbano. Posteriormente, se acometerá la instalación de la red de pluviales y de fecales. Después se pasará a la pavimentación y se extenderán las soleras y se pavimentará con piezas de granito, para después asfaltar la calzada con mezcla bituminosa en caliente como se realizó frente a la parroquia San Andrés y el Foxter .

Comerciantes y hosteleros solicitan que Julián Etxebarria sea también de coexistencia

Dentro de los objetivos de esta obra están «la mejora de la accesibilidad» y la «renovación permanente» de las calles de la ciudad. «Tratamos de lograr una ciudad plenamente accesible, cohesionar la trama urbana y mejorar la calidad de vida y el acceso a los barrios a la ciudadanía, junto a la renovación integral de los tramos de aceras», señalaron fuentes municipales.

La construcción de calles de coexistencia peatonal no es nueva. Inicialmente, se llevó a cabo en la calle Toribio Etxebarria. En vista del éxito, se realizó la modificación de otras calles, como las de San Agustín, Zuloagatarren, Ego-gain, y Estaziño.

Gracias al programa Merkagune, del Gobierno Vasco, se concedieron 578.204 euros para transformar en zonas de coexistencia las calles Zuloagatarren, San Agustín, Ego-Gain y Estación, con el objetivo de posibilitar una mayor comodidad para los peatones y un beneficio para el comercio. «La creación de calles de coexistencia beneficia al comercio de la zona y contribuye a realzar la imagen de Eibar como ciudad de servicios», señalan desde el Ayuntamiento.

En este sentido, al redactarse estos proyectos se tiene en cuenta las condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación de las personas con discapacidad así como la utilización de los espacios públicos urbanizados y edificaciones.

Toda la calle Fermín Calbetón tratará de parecerse a la obra realizada en Plaza Barria

También se ha revisado la actual Ordenanza Reguladora de Terrazas, consensuándola con representantes del sector hostelero, con el objetivo de mejorar la estética de las mismas y causar el mínimo perjuicio al tránsito de los peatones.

Pendientes en otros puntos

Otro de los puntos, en los que con gran insistencia se viene solicitando la puesta en marcha de una calle de coexistencia peatonal, es Julián Etxebarria. En esta dirección, comerciantes y hosteleros de esta calle solicitan la peatonalización de este espacio durante los fines de semana, y que pase a también a ser de coexistencia peatonal. Esta idea ya fue expuesta por los titulares de los negocios al ayuntamiento.

Los comerciantes alegan que «Julián Etxeberria es una calle más céntrica que aquellas en las que se ha venido actuando en los últimos años, ya que cuenta con cuatro bares y más de una decena de negocios comerciales y de servicios. Sin embargo, el alto número de estacionamientos que presenta impiden pasear por sus aceras y ni siquiera sacar veladores a las calles».

No obstante, el Ayuntamiento no considera conveniente realizar esta obra en Julián Etxeberria,ya que existe una necesidad de facilitar puntos de carga y descarga para los numerosos negocios existentes. En las pretensiones de los hosteleros está la de la ampliación de aceras «para que podamos sacar veladores y para que la clientela pueda acceder a nuestra calle con más comodidad. Los vehículos invaden, incluso, las aceras».

Durante esta legislatura se ha venido analizando la posibilidad también de contar con una nueva calle de coexistencia. No obstante, los giros de vehículos desde Errebal a Julián Etxebarria, así como los de Bidebarrieta a la calle San Agustín plantean importantes actuaciones sobre estas calles, motivo por el que no se ha podido afrontar esta obra.

Finalmente, en el sentir del Ayuntamiento se está a la espera de contar con un parking en Errebal, cuyas obras se han reanudado, para acoger todos los estacionamientos que se suprimirían con la coexistencia de Julián Etxebarria.