La exposición del Museo del Prado se cierra mañana

en la plaza de Unzaga. /Askasibar
en la plaza de Unzaga. / Askasibar

Marina Chinchilla y Fernando García eligieron Eibar por la «importancia» de la ciudad y por sus inquietudes culturales

A.E.EIBAR.

El acontecimiento artístico más importante que ha tenido lugar en la ciudad, en este año, llega a su fin. La exposición 'El Prado en las calles' se cierra mañana. Desde un primer momento, causó alegría el que el Museo del Prado y la Fundación Iberdrola se acordaran de Eibar para alojar esta muestra que ha conseguido acercar al público eibarrés algunas de las obras más relevantes de la colección madrileña a través de reproducciones fotográficas, a tamaño real, ajustándose a las dimensiones de los paneles expositivos (184 x 122 cm.), todo ello en la Plaza de Unzaga.

Por este motivo era obligado preguntar a Marina Chinchilla, directora adjunta de la Administración del Museo del Prado, los motivos de la elección de Eibar. «Creíamos que era una ciudad que por sus inquietudes culturales se podía prestar positivamente a contar con esta muestra y también por su emplazamiento geográfico en el País Vasco».

«Popularizar el arte»

Junto a ello, el objetivo de la muestra ha sido «popularizar» el arte realizando un recorrido cronológico por las diferentes escuelas que componen el panorama artístico de la colección permanente del Museo del Prado -desde el siglo XII hasta los primeros años del XX- y conocer la historia de España, de Europa y del arte occidental en general de la mano de los grandes maestros de la pintura española, italiana, flamenca, francesa, alemana y holandesa. «Con ello queremos invitar también al público a que ahora visite también el Museo del Prado», decía Marina.

Por su parte, Fernando García, presidente de la Fundación Iberdrola España, expresaba que «nuestra misión, con esta muestra, es el apoyo del arte. Contamos con cuatro pilares de actividad y entre ellos está el arte. Queremos que llegue el arte a todo el mundo. Que tengan acceso y que puedan aficionarse y admirar las obras de arte». García recordaba que Iberdrola patrocina también el taller de restauración del Prado y financia becas para restauradores, dos en Bilbao y otras dos en Madrid. «La elección de Eibar ha estado motivada por ser una ciudad en Euskadi muy importante. Su desarrollo industrial ha sido importante y está situada en el punto central de la geografía vasca» decía García que añadía sonriente que «también Eibar cuenta con equipo en Primera División. No lo podemos olvidar».

Un proyecto de 2015

Ambos se han visto acompañados de Fernando Pérez Suescun, comisario de la exposición, y también con una amplio programa cultural, diseñado por el Ayuntamiento, que ha contado con múltiples visitas guiadas y talleres para los niños, sobre Sorolla y 'Las Meninas'.

A lo largo de 20 días, la muestra ha conquistado al público eibarrés al poderse empapar de las obras de los mejores artistas. Incluso, un alcalde de un municipio vizcaíno solicitó al Museo del Prado que la muestra fuera a su ciudad, tras finalizar el periodo asignado en Eibar,

Cabe reseñar que 'El Prado en las calles' es un proyecto que inició su andadura en 2015, haciendo que las obras del Museo del Prado ocuparan espacios públicos en las calles de Tegucigalpa, Ciudad de Guatemala y San Salvador gracias a la coordinación de los Centros Culturales de España en cada una de esas capitales. Esa itinerancia continuó a lo largo de 2016 en La Habana, Managua, Panamá, San José, La Paz, Lima, Asunción y Bata. En 2017 la exposición viajó a Malabo, Manila y Santa Fe y en 2018 a Albuquerque y Las Cruces.

Este año, con motivo de los actos de celebración del Bicentenario del Museo, inició una nueva andadura -dentro ya del territorio nacional- y se ha podido ver en distintas localidades repartidas por todo el país: Mérida, Jerez de la Frontera, Cartagena, Elche, Albacete, Zamora, Palencia finalizando en Eibar.