Una experiencia única

Los alumnos pueden llegar desde conservatorios superiores como Musikene o de escuelas de música. La plaza se abre para todos, para después elegir a los mejores. Leire Gutiérrez (Bilbao, 18 años) y Uxue Sansiñena (Irún, 19 años) son dos veteranas de la Joven Orquesta de Euskadi. Para la primera, este es su tercer año. «Es un reto estar aquí, pero a la vez un placer. Aprendes muchísimo y conoces a mucha gente. Los profesores son muy buenos y aprendes un montón de ellos», admite. Uxue, en su cuarto año, también está encantada: «Es una experiencia única, espectacular. Tengo como objetivo tocar en la OSE, es lo que me gustaría».

Para finalizar, Juan José Ocón hace un llamamiento a la gente para que disfrute de los conciertos. «Invito a la gente a que venga. Las entradas son muy baratas, no llegan a 10 euros y con el carné de joven hay descuentos. No utilizamos esto para ganar dinero, sólo queremos que los alumnos puedan entrar en orquestas profesionales».

 

Fotos

Vídeos