Una Euskal Jaia «muy afianzada»

Al vuelo. Los dantzaris bailaron con una sonrisa. :: mikel askasibar/
Al vuelo. Los dantzaris bailaron con una sonrisa. :: mikel askasibar

Pese al adelanto de fechas por las elecciones, la participación fue «incluso superior» a ediciones anteriores

ALBERTO ECHALUCEEIBAR

La 54 Euskal Jaia eibarresa, adelantada dos semanas sobre la fecha oficial por la celebración de las elecciones del 26M, contó este domingo con una notable participación «e incluso superior» a las ediciones anteriores. Así lo aseguró el presidente del área de Cultura, Patxi Lejardi, mientras bailaba la Larrain Dantza en Unzaga, contento por el buen transcurrir de los actos celebrados el fin de semana. Mariano Luke, de la organización del Club Deportivo, destacó que la fiesta está «cada vez más afianzada» y que esta edición «ha sido muy participativa».

Desde los juegos y el concierto del viernes, o la kantu afaria del sábado, la fiesta vasca sigue creciendo. «Hemos podido ver gente de Portugalete, Durango o de otros puntos de Vizcaya que no querían perderse la Euskal Jaia», aseguró Lejardi. Así, fue especialmente brillante la kalejira de dantzaris desde Urkizu a Unzaga, con la música de los gaiteros, la Musika Eskola y los trikitilaris de la Escuela de Jainaga.

Al mediodía, gracias a la colaboración del festival Ezpalak que de forma conjunta se organiza entre los grupos de danzas Kezka de Eibar y Duguna de Pamplona, el alarde alcanzó gran espectacularidad. La fiesta prosiguió con la comida popular a base de productos gastronómicos de los caseríos locales y la colaboración de las sociedades gastronómicas, amenizada por la Batukada Feminista.

Por la tarde, todos los participantes pudieron disfrutar de una romería con Gathubi y Josu Gárate. La actuación de Larrain Dantza y el homenaje a Fernando Abanzabalegi, «por su colaboración en la organización de 31 ediciones», fueron el fin de una fiesta al que se puso el broche de oro con bailes populares.