A estudio los usos del Mercado de Ipurua

A. E. EIBAR.

Otros cambios que traerá consigo la entrada en funcionamiento del hospital son los relacionados con el Centro de Salud Pública, ubicado en el Mercado de Ipurua, y que se trasladará al nuevo centro sanitario de Otaola. En un principio, el grupo Irabazi planteó la instalación de un albergue de transeúntes en este punto. No obstante, el alcalde contestó que «este refugio de transeúntes forma parte del Mapa de Servicios Sociales. Y, para abordar este tema, los municipios de Eibar, Soraluze, Elgoibar, Deba, Mutriku y Mendaro han creado dos mesas de trabajo en donde están los técnicos y responsables sociales, y los responsables políticos en otra, para abordar la problemática de refugios, pisos tutelados y recursos de asistencia a mayores, entre otros. Este era el foro para abordar estos temas, para lo que se pedía valorar la inversión, coste y mantenimiento entre los diferentes municipios. Pero también la apertura del hospital conlleva la reversión del Mercado de Ipurua, así como del Centro de Salud de Amaña. Para este último punto, el PSE planteó en las elecciones municipales destinarlo a hogar del jubilado. No obstante, el alcalde, Miguel de los Toyos, apreció que «el edificio da para más que para un hogar del jubilado, con lo que queremos consultar a los grupos ciudadanos sus intereses y las alternativas que puede ofrecer».

De tal manera, una vez los servicios sanitarios actuales sean trasladados al futuro hospital de subagudos de Eibar, tal como están previstos y una vez conseguida la reversión a manos municipales, se podría plantear destinar el edificio para usos sociales.

El expediente de reversión es un trámite obligado debido a que este edificio fue cedido al Gobierno Vasco en 1996 por un periodo de 30 años, condicionando ese plazo a que su uso fuera el de equipamiento sanitario. De este modo, el consistorio, quiere recibir propuestas para conocer posibles usos para el Centro de Salud de Amaña.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos