«La estabilidad es el gran secreto del crecimiento de nuestro club»

El genovés Davide Cerchi dando explicaciones. / MORQUECHO
El genovés Davide Cerchi dando explicaciones. / MORQUECHO

Davide Cerchi Técnico del Urbat Urkotronik |

J.A.REMENTERIA EIBAR.

El Urbat Urkotronik vive un gran momento, dos de sus equipos han sido clasificados para el Campeonato de España, el sénior masculino y femenino, ambos van a luchar por ascender a Segunda y Primera División estatal. El técnico genovés Davide Cerchi es una de las almas visibles del crecimiento de este club armero, «evidentemente detrás hay todo un apoyo incontestable e incansable de una directiva, técnicos, jugadores y jugadoras. Soy exigente y el día a día conmigo no resulta fácil, me soportan, por eso tengo que agredecer su gran esfuerzo», afirma el preparador.

- Una liga extraordinaria de los dos máximos equipos, y aún queda por venir, ¿cómo valora?

- Realmente la temporada ha sido buena, ha sido intensa en todas las categorías, apretando hasta el fondo a pesar de haber sido dura, con mucho desgaste. Realmente cuando te pretendes mucho a tí mismo llegas a desgastarte de manera notable pero al final los resultados nos han premiado.

«La temporada ha sido intensa pero los resultados nos han premiado»«Me gustaría ver al Urbat como club con una pileta como la de Irun de 25 por 12,50»

- ¿Qué posibilidades tienen de ascender en el Campeonato de España, de conseguir las metas por las que viene luchando?

- Desde un punto de vista técnico, veo que hay posibilidades. Lo considero complicado si se diera el caso de ascender por el hecho de compaginar todo, especialmente desde el punto de vista de nuestra propia naturaleza como club, hemos de admitir que somos una entidad pequeña y que estamos en una localidad que no dispone de piscina homologada para jugar a waterpolo a nivel estatal y, por último, hay que coordinar todos los equipos. Para un club limitado como nosotros, si se diera el caso de ir un equipo a jugar a Algeciras y otros a Pamplona, Bilbao o dónde tengan que desplazarse, pues realmente contaríamos con un gran hándicap, con una complicada realidad.

- Observando la trayectoria de todos los equipos, desde la cantera hasta arriba, se detecta evolución, los resultados transmiten crecimiento.

- Cierto, no podemos dejar de lado que es un hecho tangible, se palpa porque en todas las categorías hemos tenido una evolución técnica. No voy a esconderlo, estamos satisfechos por esas escalas de crecimiento

- ¿A qué se debe?

- Desde mi punto de vista se debe a una conjunción de elementos ineludibles. Una directiva y un cuerpo técnico estable, añadiendo la incorporación de Aratz Saban, preparador físico, que nos ha aportado un plus. El gran compromiso de los chicos y chicas del primer equipo, es otro capítulo a reseñar, es una suma que nos ha llevado a estar o a llegar hasta donde hemos llegado con buenos resultados. Si tuviera que calificar el secreto, diría que es la estabilidad, para mí es el gran secreto.

- ¿El Urbat es un club referente dentro del waterpolo vasco?

- No lo sé, desde el punto de vista de los resultados, sí. Pero hay clubes que lo están haciendo muy bien y, aunque no se vean sus resultados, están trabajando en una buena línea, con excelentes proyectos en sus respectivas canteras que seguramente tendrán sus frutos más adelante.

- Hablando de frutos, el Urbat cuenta con representación en distintas selecciones.

- No somos el club vasco que más aporta a las distintas selecciones, quizá por una cuestión numérica, pero sí hemos mandado jugadores y jugadoras a varias convocatorias de Euskadi y España, algo que nos ilusiona porque intentamos codearnos con la élite desde un punto de vista práctico.

- ¿Hasta dónde quisiera llegar?

- Me gustaría ver al Urbat como club con una pileta como la de Irun, con una de 25 por 12,50 metros, normalilla, con una grada donde la gente puede sentarse en condiciones para ver el partido y donde también puede complementarse con un patrocinador. Esto sería interesante para ver reflejada la presencia de todas las partes. Así podríamos hablar de máximos, ahora estamos limitados por la infraestructura.

- ¿Hay margen de mejora?

- Claro que sí, pero al final no hemos hecho nada. Hemos ganado varias cosas en Euskadi, que no resta méritos, pero en otro contexto y con más visibilidad, evidentemente tendríamos más margen de mejora para estar presentes en categorías estatales.

- ¿Y el futuro?

- El futuro está en manos de los dioses (risas), por cuanto nos esforzamos por hacer las cosas bien y de programar un trabajo que responda con resultados, realmente tenemos una vaga imagen de nuestro devenir, una imagen desenfocada de lo que nos puede deparar el paso del tiempo. Tenemos esperanzas, pero nunca se sabe.

- ¿Se siente satisfecho?

-Estoy en paz conmigo mismo. ¿Satisfecho?, sí. Personalmente he dado todo lo que tengo, lo posible de mí a todo el club, a todos los equipos de las distintas categorías, y todo esto me hace interiorizar una paz que la siento mucho.