A la espera de la reforma de las aceras de Errebal

Otra de las actuaciones que está previsto realizar, tras las obras de Errebal, es la mejora del tramo de acera que discurre entre los números 15 y 23 de la calle (entre Ibarkurutze y la esquina del Coliseo). Estas obras estaba previsto realizarlas antes de la reanudación del edificio multiusos, pero los propios vecinos solicitaron que se llevaran a cabo tras su finalización. Por ello, será a partir del verano del 2020 cuando se podrán efectuar.

El objetivo es ensanchar hasta alcanzar en toda su longitud este punto, para posibilitar una anchura de tres metros. Con esta actuación, se mejorarán las condiciones de desarrollo de la actividad comercial existente y se facilitará, a su vez, el flujo peatonal de la calle Errebal, que sirve de comunicación entre la calle Estaziño y el centro de Eibar. Esta obra contaba con un presupuesto de 60.484 euros (IVA incluido).

La obra se centraba en la actuación en este tramo de acera, en una longitud de 72,50 metros, que actualmente tiene un ancho variable que va desde 1,95 metros hasta 2,05 metros, y la realización de una 'oreja' en la acera de los pares, a la altura de los números 15 y 22, para mejorar la visibilidad en el paso de cebra existente. En consecuencia, se reducirá el ancho de la calzada y se mantendrá el aparcamiento en la acera contraria correspondiente a los números pares. El proyecto incluía también el pintado de los pasos peatonales así como la nueva zona de estacionamiento, y los actuales sumideros se anularán y se ejecutarán unos nuevos en la zona de la nueva cuneta, para lo cual será necesario modificar y conectar la red existente de pluviales. La nueva acera se pavimentará con baldosas prefabricadas de hormigón.