«La Escuela de la Experiencia me ha sorpendido»

Los 25 alumnos que han finalizado la XV promoción de la Escuela de la Experiencia recibieron los diplomas en la clausura del curso. / MIKEL ASKASIBAR
Los 25 alumnos que han finalizado la XV promoción de la Escuela de la Experiencia recibieron los diplomas en la clausura del curso. / MIKEL ASKASIBAR

Los 25 alumnos de le decimoquinta promoción, han finalizado el curso con balance «muy positivo» |

A.E. EIBAR.

La XV edición de la Escuela de la Experiencia de Debabarrena, que ha contado con 25 participantes, procedentes de Eibar y Ondarroa (23 mujeres y dos hombres), se clausuró en un ambiente de alegría y emoción por el enorme aprovechamiento conseguido en los cursos por sus alumnos.

Una de estas alumnas, Carmen Mostaza, llegó a decir que «estaba equivocada con la idea que tenía de la Escuela de la Experiencia. Tenía otra imagen, muy diferente a la que gratamente tengo ahora. Pensaba que solo se apuntaba la gente para llenar su tiempo. Yo tengo muchas aficiones y ha sido una sorpresa para mí acometer todas las actividades que se han organizado». Mostaza destacaba que «con la filosofía griega hemos conseguido pensar, con la pintura y la música hemos disfrutado y pienso que la literatura se ha quedado corta». Asimismo, subrayó que con el desarrollo del curso «hemos ganado confianza y hemos expuesto nuestras opiniones en voz alta. El compañerismo y complicidad surgió de forma espontánea y tras la finalización del curso se nos abren nuevas perspectivas para afrontar nuevos proyectos».

Ana Garetxana, otra de las alumnas de esta promoción, también destacó en la despedida «el buen ambiente del curso y la comunicación lograda» agradeciendo el trabajo desarrollado por la coordinadora Eva Pérez de Albéniz.

Apoyo institucional

En el acto de fin de curso que tuvo lugar en Armeria Eskola intervino,

el alcalde, Miguel de los Toyos, que subrayó «la importancia cobrada por la Escuela de la Experiencia pese a que hace unos años parecía que iba a desaparecer». De los Toyos declaró que «esta iniciativa realiza una función importante» y no descartó participar en la escuela «tras mi jubilación».

El responsable de Políticas Sociales de la Diputación, Rafael Hernández, pidió a los alumnos que «enseñen el título a sus familiares y a todo su entorno porque es un orgullo tenerlo y demuestra que sois personas activas y que sabéis formaros en distintas materias». Hernández apuntó que las Escuelas de la Experiencia de nuestro territorio han pasado a ser una de las prioridades del ente foral. Por ello, solicitó a los alumnos «seguir llevando una vida activa, en el camino de seguir compartiendo proyectos, para ayudar al medio ambiente o la mejora de vida de los vecinos, o para otras facetas».

La presidenta de Ikasten, Ana María Alberdi, explicó la serie de actividades que son fijas, como la organización de dos charlas semanales, con apoyo de la asociación Ikasten, la celebración de los talleres de costura y punto, la de estiramientos, la de teatro y jardinería, así como los programas de danza y canto de Kaleetan Kantuz.

Tras las intervenciones, se entregaron los diplomas respectivos a los diferentes alumnos. El curso ha contado con la colaboración económica del Ayuntamiento de Eibar, la Diputación Foral de Gipuzkoa y Kutxa Fundazioa.

Más