La Escuela de empoderamiento programa dos cursos de autodefensa femenina y alimentación plena

'Aprendiendo a querernos' es otra apuesta dirigida a las mujeres para dar una salida a la violencia machista

A.E. EIBAR.

La Escuela de empoderamento que gestiona el servicio de la mujer, Andretxea, ha organiza do nuevos cursos y espacios para la promoción de vínculos afectivos y otro que lleva por lema «Aprender a Querernos» que coordina el área de Servicios Sociales.

Entre los cursos que han puesto en marcha en octubre está el de manejo básico de Internet, junto con otro de clown y empoderamiento, «en el que nos damos permiso para liberarnos de nuestras influencias, sentimientos e imaginaciones» Ambos transcurrirán hasta el 27 de noviembre.

Igualmente, está previsto llevar a cabo un taller de alimentación consciente, con el fin de ofrecer pautas de comunicación con el cuerpo. En este sentido, se experimentará sobre qué es comer con atención plena. Este curso comenzará el día 26 de octubre. Igualmente, se programa otro más de autodefensa feminista para los día 23 y 4 de novimbre.

Otro proyecto que promueve la escuela de empoderamiento está relacionada con los 'Vínculos afectivos para la promoción del Buen Trato'. Consiste en un espacio grupal y de proceso, dirigido a aquellas mujeres que quieran trabajar vínculos desde el modelo del buen trato. Según inciden desde Andretxea, «las relaciones entre mujeres son complejas, y muchas veces, inconscientemente, repetimos el mismo esquema de dominio sumisión, junto a unas relaciones de poder, una vez que el poder y la violencia se ejerce con quien se puede».

«Relaciones de paz»

El objetivo general es contribuir al empoderamiento de las mujeres, a través de incorporar «el buen trato en lo personal, relacional y lo social para generar relaciones de paz con una misma y con su entorno». El grupo ha comenzado a impartir sus clases . La dinamizadora es Inma Castro, del Centro de terapia psicológica y sexológica Lura.

Otro de los espacios, 'Aprendiendo a querernos', gestionado por el área de Servicios sociales, es una apuesta para acompañar a las mujeres que quieren dar una salida a la violencia machista, «mujeres inmersas en relaciones, donde hay violencia pero que todavía no están preparadas para tomar decisiones o recién separadas sometidas a la inmediatez de la urgencia, una vez que tras la ruptura tienen que reparar una identidad dañada, de cara a construir un proyecto de vida digno desde el buen trato». Por ello, sus fines son los de «contribuir al empoderamiento de mujeres que han padecido situaciones de violencia», señalaba la responsable de Andretxea, Zaida Fernández.

 

Fotos

Vídeos