Una empresa alemana estudia implantar su sede social en Eibar

Iker Goenaga y Stephan Winnen/ECHALUCE
Iker Goenaga y Stephan Winnen / ECHALUCE

El fabricante de sistemas de sellado Hauff Technik trabajaría para todo la península desde Azitain | El eibarrés Iker Goenaga, un profesional con gran experiencia en estos procesos, sería su representante y máximo responsable

A.E.EIBAR.

El fabricante alemán de sistemas de sellado Hauff Technik apuesta por el País Vasco hasta el punto de que está barajando contar con una nueva sede social en el Parque Tecnológico de Azitain. Su ámbito de acción estaría centralizado en la Península Ibérica desde Euskadi «por su alto nivel industrial», según indicó el vicepresidente de ventas Stephan Winnen. El interés de esta firma por radicarse en tierras vascas fue dado a conocer en el seno de la feria Wind Europe Bilbao.

Stephan Winnen señaló que «Hauff Technik es gran conocedora del mercado vasco. Trabajamos desde 1995 y ahora presentamos nuestros productos para el sector industrial eólico en suelo español por primera vez». Con Indus como empresa matriz, son propietarios de 45 empresas de sectores diferentes. Indus es un holding inversor que controla 45 compañías en el área de habla alemana en Europa en diversas áreas de actividad y que factura más de 1.640 millones de euros.

Winnen destaca que la compañía alemana ha visto el potencial industrial que tiene el País Vasco en este sector y por ello ha decidido instalar su delegación comercial para España y Portugal en tierras vascas, con el eibarrés Iker Goenega como representante y máximo responsable. «Somos proveedores en más de 40 países, con clientes muy importantes en todo el mundo. Confiamos en las gentes vascas porque su forma de trabajar es muy similaer a la del sur de Alemania. Los vascos tienen un perfil muy parecido al nuestro» , señalaba Winnen.

Empresa

Actividad
Se dedican a la fabricación de sistemas de sellado de cables y tuberías para conducciones eléctricas y de comunicaciones.
Datos
Facturan del orden de los 80 millones de euros anuales con más de 300 empleos, y forma parte de la gran multinacional Indus.

La incorporación de Hauff Technik -firma fundada en 1955- al mercado ibérico forma parte «de la estrategia de expansión internacional de nuestra empresa», indicó Winnen.

La compañía se dedica principalmente a la fabricación de sistemas de sellado de cables y tuberías para conducciones eléctricas y de comunicaciones. Winnen resaltó que la compañía, que factura del orden de los 80 millones de euros anuales con más de 300 empleos, forma parte de Indus, un importante conglomerado empresarial alemán.

Las aplicaciones de sus productos son amplias, para el sector solar, fotovoltaico, infraestructura para tratamiento de aguas, pozos, viviendas. «Un cable que tiene que entrar por una pared o por un edificio utiliza nuestro sellado y garantiza su durabilidad frente al agua, roedores o cualquier imponderable».

El responsable de la expansión internacional de Hauff Technik se muestra especialmente orgulloso de la importante labor de innovación que realiza una empresa que tiene más de 3.000 referencias en su catálogo. Para Stephan Winnen, la compañía desarrolla continuamente mejoras en las soluciones de sellado. «Hemos sido elegidos, una vez más, como una de las 100 empresas medianas más innovadoras de Alemania».

Por su parte Goenaga focalizará su actividad en la introducción del producto que, partiendo de unas ventas «muy prometedoras», cuentan con un gran potencial. Así, el eibarrés explicó que su trabajo consiste en acudir a las grandes empresas eléctricas, ingenierías constructoras, colegios de arquitectos y centros tecnológicos. «Quiero centrarme donde podemos tener mayor recorrido, ya que disponemos de un producto muy bueno en diversos sectores», expresó.

Desde marzo, esta empresa trabaja con el modelo BIN, una herramienta de planificación que «configura cada proyecto de una forma rápida».