Detenido un hombre tras sustraer de un coche objetos por valor de 700 euros

A.C.EIBAR.

Agentes de la Ertzaintza arrestaron el pasado miércoles por la tarde a un varón de 43 años de edad que había sido sorprendido tras forzar un coche y hacerse con varios objetos de su interior en la zona centro de Eibar.

La colaboración ciudadana resultó ser un elemento clave para la detención del individuo, ya que los gritos de estos vecinos fueron los que alertaron a los agentes de la Ertzaintza que se encontraban de patrulla en el lugar. Estos lograron alcanzar al ladrón y hacerse con los objetos sustraidos del interior del automóvil.

Los hechos sucedieron alrededor de las cinco de la tarde del miércoles en la calle Juan Guisasola de Eibar, a plena luz del día y en el centro de la ciudad. El individuo en cuestión forzó primeramente la cerradura del coche, que estaba estacionado de manera correcta, para tratar de sustraer los objetos que vio cuando pasó a su lado.

Según la denuncia formulada, el propietario del automóvil se encontraba en las cercanías ya que estaba habilitando coche para hacer uso del mismo.

Al ser avisado de los hechos por un vecino y percatarse de que el autor se había apoderado de un bolso y una riñonera, salieron tras él a la carrera en dirección hacia la Plaza Unzaga.

Los gritos de alarma alertaron a los ertzainas de una patrulla de protección ciudadana que se hallaba de servicio en dicha plaza.

Los agentes se unían así a la persecución en dirección a la calle Isasi y poco después daban alcance al individuo, que en su intento de huida fue arrojando al suelo algunos de los artículos sustraídos.

Sin embargo, los agentes encargados de su detención pudieron recuperar la totalidad de lo sustraido por el individuo, que finalmente fue reducido. Los efectos sustraídos tenían en conjunto un valor superiro, según la denuncia, a los 700 euros.

A disposición judicial

El presunto autor de los hechos es un varón de 43 años de edad, que fue arrestado bajo la acusación de un delito de hurto. Esta persona, que cuenta con otras diecisiete detenciones previas practicadas por la Ertzaintza, según se supo posteriormente, pasó ayer por la tarde a disposición del juzgado de guardia, una vez que se dieron por finalizadas las las pertinentes diligencias policiales.