La cuesta con más deseos de reforma

La cuesta de Paguey a Jardines es uno de los sitios más necesitados de reforma./MIKEL ASKASIBAR
La cuesta de Paguey a Jardines es uno de los sitios más necesitados de reforma. / MIKEL ASKASIBAR

La mejora de los accesos a la calle Jardines desde Paguey comienza a ejecutarse a partir de este próximo lunes

A.E.EIBAR.

La mejora de los accesos a la calle Jardines, desde Paguey, una demanda histórica de los vecinos de esta zona, comenzará a ser realidad a partir del lunes. Estos trabajos incluidos en el programa de inversiones municipal del pasado año consisten en la modificación del giro existente desde la calle Paguey por detrás de El Casco hasta la entrada a Jardines. La fuerte pendiente, además en curva, junto al antiguo quiosco, se venían convirtiendo en un punto de especial dificultad para los vecinos, así como para los vehículos que transitan por la zona.

La obra fue adjudicada a Excavaciones y Obras de Diego, con un plazo de duración de 17 semanas. La adjudicación se ha realizado por importe de 224.741 euros, con IVA.

Para mejorar la accesibilidad peatonal se dispondrá de una nueva rampa adosada al muro de la actual comunicación peatonal Muzategi-Ibargain, que comienza a la altura de la esquina Paguey-Ibargain y termina conectando con el actual paso peatonal junto al antiguo kiosko. La nueva rampa se creará a costa de ocupar parte de la actual calzada, obligando a implantar el sentido único de bajada en el tráfico rodado en la conexión Paguey-Jardines

La acera izquierda de Muzategui a Jardines quedará eliminada para facilitar el paso de vehículosEl sentido del tráfico de Jardines a Paguey volverá a ser de carácter descendente

Además se ampliará la acera derecha en sentido de subida de la calle Paguey para la formación de una rampa junto a las escaleras actuales, las cuales también se verán ligeramente modificadas. Así mismo se prolongará la actual acera junto a las escaleras de Ibargain que aceden al itinerario peatonal Ibargain-Muzategi existente actualmente sobre el muro de mampostería de este último punto, extendiéndose la misma hasta el garaje existente al comienzo de la calle Ibargain.

Para facilitar el giro de los vehículos desde la calle Muzategi a la calle Paguey se ha eliminado un tramo de acera actual izquierda en dirección de subida de Paguey cerrándose el paso peatonal mediante una barandilla.

En concreto las obras más importantes serán la instalación de un primer muro de hormigón armado de unos 44 m de longitud que formará la nueva rampa por la calle Muzategi. También se proyecta otro segundo muro de hormigón armado que salvará el desnivel entre itinerarios producido en el desdoblamiento de la rampa.

Afecciones al tráfico

Las obras proyectadas supondrán distintas afecciones tanto al tráfico rodado como al peatonal. Durante la ejecución de los muros se deberá prohibir la circulación de vehículos

por el tramo de Muzategi conectado al cruce con Paguey. Una vez finalizada esta fase se abrirá el paso a los vehículos, adoptando el sentido único de bajada en la circulación.

La circulación desde Paguey a Ibargain se mantendrá abierta, salvo durante la ejecución del desplazamiento del nodo y la ejecución del tramo de primer muro en dicha zona. El tráfico rodado entre Jardines y el extremo oeste de la calle Muzagtegi se mantendrá abierto, excepto el período de aglomerado en el que se cortará el paso en toda la zona de actuación. Durante la ejecución de las obras se deberá crear un itinerario seguro para el tránsito peatonal pegado a la fachada de la edificación donde se ubicaba la empresa El Casco.

Obra ansiada

Dado que el acceso desde Paguey a Jardines es de bajada existía inquietud por la ausencia de aceras, con lo que la peligrosidad es notable. Igualmente, la elevada pendiente existente entre Aldatze y Jardines impedía el acceso a las personas en sillas de ruedas. Por ello, la solución que se barajó, además de la puesta en marcha de un ascensor que une, en estos momentos, el callejón de Telefónica a Aldatze, era también la mejora de las aceras entre Paguey y Jardines. Ante esta situación, la puesta en marcha de este último proyecto fue la condición principal «para llegar a un acuerdo en el presupuesto de 2016», alegaron fuentes del PNV.

Esta petición se había convertido en un clamor vecinal e incluso salió adelante fruto del acuerdo presupuestario entre los grupos municipales del PSE-EE y EAJ-PNV en 2016. No obstante, este proyecto seguía sin ser ejecutado. Para ello, la empresa de ingeniería Injelan elaboró diversas propuestas técnicas de mejora de la accesibilidad entre Paguey, Ibargain y Jardines, al tratarse de un punto crítico tanto para la circulación rodada como para la peatonal.

Inicialmente, el PNV presentó una enmienda al presupuesto municipal de 2016, después de haber mantenido una serie de visitas y reuniones con vecinos del barrio. A raíz de esos encuentros, se constató la existencia de una gran preocupación por el riesgo que corren en este punto las personas que utilizan sillas de ruedas o cochecitos de bebé.

También en las reuniones de barrio los vecinos de Jardines habían mostrado sus quejas a los responsables municipales por los problemas de accesibilidad.

El resultado de la enmienda pactada por PNV y PSE fue un estudio que contemplaba seis diferentes alternativas con la construcción de aceras y rampas, que tenían diferentes afecciones en la zona.

Unión con ascensor

Junto al cambio de giro, una de las mejoras importantes que experimenta Jardines está el ascensor desde Julián Etxebarria a Aldatze que incluyó la reurbanización en esta última calle.

De ahí que son varios los proyectos que se han realizado en esta zona. Inaugurado el ascensor junto a la reurbanización de la calle Aldatze, con una inversión de 720.593 euros, ahora se afronta la mejora de la accesibilidad desde Paguey a Jardines y también se plantea la construcción de ascensores en los números altos y un aparcamiento cerca de la variante, aunque estos dos últimos no cuentan con un proyecto aprobado. Con esta serie de obras, el Ayuntamiento «consigue dar respuesta a una serie de demandas a petición de los vecinos del barrio de Jardiñeta, lo que, al mismo tiempo, permite seguir avanzando en el plan de mejora de la accesibilidad a los barrios de la ciudad que los responsables municipales vienen impulsado mediante escaleras y rampas mecánicas, así como con ascensores en la vía pública, o por medio de la ampliación de aceras», señalaban fuentes municipales.

Más