Cuentan con una presencia notable en las redes sociales

Una tarjeta recoge las direcciones de internet de la Orden./
Una tarjeta recoge las direcciones de internet de la Orden.

Sus alocuciones, cursos, reuniones y formación se graban y después se difunden por Youtube y ya cuentan con 900 seguidores en Facebook

A.E. EIBAR.

Visitar el convento refleja de inmediato que no estamos ante unas monjas de clausura, ni viven la vida monástica según la tradición de la Iglesia. Tampoco realizan ninguna labor social, sino que su apostolado es puramente espiritual. «Nuestro quehacer es la oración y ayudar a nuestros hermanos a tomar conciencia de su propia interioridad, del alma inmortal que llevan en su ser», señalan.

El caso es que su presencia en las redes sociales es notable. Cuentan con 900 seguidores en Facebook y se muestran como una orden abierta al mundo. También cuentan con una editorial propia. Sus cursos, alocuciones de las superiores e intervenciones se graban y se difunden por Youtube. «Hay gente que nos critica por nuestra presencia en Internet. No tratamos de exhibirnos con ello. La ventana de las redes es muy amplia y damos a conocer así la orden, así como de sus actividades y la vida», señala la monja Pilar María.

Han establecidos unos telefónos móviles (608067596 y 633264307), para conversar con ellas por whatsapp, y han editado una tarjeta de presentación en la que dan a conocer todas sus direcciones.

También disponen de varias direcciones web: www.carmelitassamaritanas.es (para dar a conocer la orden),www. elbazardelconvento.es (para vender sus productos) y www.madreolgamaria.com (de la superiora). Tienen cuentas en twitter (twitter.com/Csamaritanas), Instagram (www.instagram.com/carmelitas samaritanas) y facebook (www.facebook.com/samaritanasvalladolid).

Aunque uno de los principales problemas de la Iglesia es la falta de vocaciones, en el casa de las Carmelitas Samaritanas no lo notan. «Acogemos a muchas jóvenes que conocen nuestro trabajo y vida y después deciden si quieren formar o no en nuestra orden».

«Alejamiento de Dios»

Su opinión de la sociedad actual es que «se ha llegado a una pérdida de valores, motivada porque nos apartamos de Dios. En la sociedad no hay más que el bien y el mal. Si nos apartamos del bien nos vendrá el mal. El problema es que son muy pocas las personas se ponen delante de Dios para conocer cuál es el camino. La felicidad está en Dios. Cuanto más nos acerquemos a Dios más felices seremos».

Orar y evagelizar sería el camino para volver a la simplicidad del Evangelio. «Nos complicamos mucho. Tenemos que buscar la sencillez de San Franscico de Asís o de Francisco Javier. Hay mucha sabiduría en la sociedad actual, pero desconocencómo hacer la señal de la Cruz. Hay que predicar que Dios nos ama a cada uno. La gente necesita saber que es amada», señala una de las monjas carmelitas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos