El convento pasa a manos de Eibar

Los terrenos del convento de las monjas concepcionistas pasan a propiedad municipal. / ASKASIBAR
Los terrenos del convento de las monjas concepcionistas pasan a propiedad municipal. / ASKASIBAR

El Ayuntamiento abonará 4.060.000 euros a las monjas concepcionistas para ocupar sus terrenos | A una valoración de los técnicos municipales le han seguido dos tasaciones externas

A.E. EIBAR.

El alcalde, Miguel de los Toyos, anunció ayer que «finalmente se ha alcanzado un acuerdo, de forma definitiva, para la expropiación de los terrenos del convento de Ipurua». Según el regidor de la ciudad, se ha pactado el abono por parte municipal de un total de 4.060.000 euros a las monjas concepcionistas para hacerse con los terrenos. Este punto fue abordado por la Comisión de Hacienda, para hacer frente a la provisión de fondos, tras llevarse a cabo la firma del acuerdo.

Una vez depositada la cantidad acordada, el Ayuntamiento contará con los terrenos propiedad de las monjas concepcionistas. En principio, se barajó un justiprecio para la expropiación de 4 a 4,5 millones de euros, misma cantidad que se desembolsó para adquirir el solar de Valenciaga para la construcción del Hospital de Subagudos, confirmándose el pago de las cantidades por encima de los cuatro millones señalados. Está previsto que este importe se abone con cargo al remanente de tesorería que contaba el Ayuntamiento.

Punto estratégico

Por parte de la propiedad se había solicitado al Ayuntamiento que llevase adelante las previsiones marcadas en el Plan General de hacer frente a un equipamiento deportivo. El consistorio cogió el guante y planteó la expropiación con lo que se tenía que fijar un acuerdo económico de compra, en base a unas valoraciones. Se establecieron unas tasaciones previas que llevaron a cabo los técnicos del consistorio y los representantes de las monjas, dentro del largo trámite iniciado en el 2017.

La parcela permanece sin ocupar desde la partida de las religiosas, en el año 2009, que dejaron tras de sí un inmueble que se ha convertido en un punto estratégico, por estar situado entre el campo de fútbol y el polideportivo, dos equipamientos deportivos sobre los que se viene planteando una ampliación.

Desde las filas del PNV, su portavoz Josu Mendicute solicitó una tasación externa antes de proceder a la expropiación, por mutuo acuerdo, del Convento de Ipurua. Esta solicitud hizo que se encargaran dos informes de tasación a dos empresas diferentes que han establecido, «unas cantidades muy superiores a la valoración realizada por los técnicos del Ayuntamiento», señaló De los Toyos. Con los tres informes en la mano, uno municipal y dos externas, «la propiedad ha aceptado la valoración inicial que había realizado el Ayuntamiento, cifrada en 4.060.000 euros.

La realización de estas dos tasaciones era una de las causas por las que no se había podido cerrar la firma del acuerdo final. «Se ha postergado la firma cuatro meses por las dudas que había mostrado un partido político, cuando al final ha salido beneficiado el Ayuntamiento», subraya el primer edil.

El Plan Estratégico del Deporte no contemplaba mantener el convento, sino que preveía su derribo para ampliar el polideportivo. Así, entre las conclusiones del Plan del Deporte se contemplaba contar con una nueva piscina y eliminar el actual equipamiento interior del polideportivo. «De momento no tenemos un proyecto, pero será el Plan Estratégico el que nos dirá qué hacer».

Desde las filas del PSE se planteó en la campaña electoral de 2011 la posibilidad de llevar a cabo la ampliación del polideportivo sobre terrenos del convento. El alcalde inició las primeras negociaciones con la autoridad eclesiástica para estudiar las posibilidades de comprar los terrenos en los que se ubica el convento, calificados de equipamiento deportivo de dominio público. No obstante, con el recrudecimiento de la crisis, este proyecto de compra quedó descartado con el fin de abordar otras prioridades municipales.

Más