El Consistorio pide que Murrategui sea Área de Rehabilitación Integral

La zona de Murrategui, a estudio. / FÉLIX MORQUECHO
La zona de Murrategui, a estudio. / FÉLIX MORQUECHO

Posibilitará la reforma de las viviendas bajo criterios de eficiencia energética y la mejora de la accesibilidad

Alberto Echaluce
ALBERTO ECHALUCE EIBAR.

El Ayuntamiento ha solicitado al Gobierno Vasco que el barrio de Murrategui, en las cercanías de Azitain, sea considerado como un Área de Rehabilitación Integral (ARI). Esta posible calificación de esta zona de Eibar posibilitaría que se puedan llevar a cabo la rehabilitación de las viviendas, incluidas en ellas las actuaciones de urbanización, e incluso las reformas que puedan plantear los vecinos. Asimismo, esta misma calificación se ha otorgado al barrio de Txonta.

Para llevar a cabo las actuaciones se firmaría un acuerdo de colaboración entre el Ayuntamiento y el departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco, en el que se establecen las aportaciones económicas de cada Administración y las de los particulares, así como las condiciones específicas para el área en cuestión.

Esta consideración busca conseguir, dentro del ámbito privado, la realización de obras de mejora de la seguridad, estanqueidad, accesibilidad y eficiencia energética. En cuanto a los espacios públicos, traería consigo obras de urbanización, reurbanización y accesibilidad universal, y el establecimiento de redes de climatización y agua caliente sanitaria centralizadas y alimentadas con energías renovables.

Quieren conseguir mejoras en seguridad, eficiencia energética y accesibilidad de las viviendas

Entre las actuaciones a llevar a cabo en edificios y viviendas de Murrategi, una zona muy degradada con el paso de los años, están los trabajos para mejorar la eficiencia energética, la higiene, la salud y la protección del medio ambiente en los edificios y viviendas, y la utilización de energías renovables, con la instalación de paneles solares para la producción de agua caliente. Igualmente, con la mejora en las instalaciones térmicas se consigue su eficiencia energética. Con los cambios en las instalaciones del suministro de agua se pretende favorecer el ahorro de agua, su reutilización y reducir el volumen de vertido al sistema público de alcantarillado.

Igualmente, el área garantizaría la seguridad y la estanqueidad de los edificios, con lo que se podrían llevar a cabo intervenciones de refuerzo de elementos estructurales del bloque como muros, pilares, vigas, forjados y cimentación destinados a garantizar su estabilidad y uso.

Junto a ello, conseguiría la adaptación de instalaciones eléctricas a la normativa vigente, una vez que las actuaciones mejorarán los elementos de la envolvente del inmueble que estén afectados por humedades.

Accesibilidad universal

Una particularidad importante de las actuaciones está en la mejora de la accesibilidad al barrio y sus viviendas. Esto posibilita la instalación de ascensores o su adaptación a las necesidades de personas con discapacidad o a las nuevas normativas que hubieran entrado en vigor tras su instalación. Junto a ello, traería consigo la instalación o mejora de rampas de acceso a los bloques, además de otros dispositivos de acceso, según las necesidades de personas con discapacidad sensorial.

Los avances introducidos hacen también que se puedan conseguir obras de adaptación de las viviendas a las necesidades de personas con discapacidad o de personas mayores de 65 años.

Por ello, la experiencia de Txonta trata de aplicarse también a Murrategui, después de aprobarse una subvención de 2,3 millones de euros concedida por el departamento de Vivienda del Gobierno Vasco, dirigido por el exalcalde Iñaki Arriola, destinada a la rehabilitación integral eficiente de 17 portales del barrio, lo que suma un total de 221 viviendas y sus correspondientes locales comerciales. Dicha subvención deberá destinarse a la ejecución de todas las actuaciones expresamente contempladas en las bases que regulan su concesión.

Las ayudas para Txonta alcanzarán, en este caso, hasta el 60% del coste de las reformas. Los vecinos tienen un plazo tope -hasta el 30 de diciembre- para presentar las solicitudes de ayuda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos