Alberto Ferreiro: «Competir en squash exige entrenamiento y dedicación»

Alberto Ferreiro es un jugador referente en Euskadi, lleva varias temporadas en lo más alto. / DV
Alberto Ferreiro es un jugador referente en Euskadi, lleva varias temporadas en lo más alto. / DV

Jugador de squash del CD Eibar

J. A. Rementería
J. A. REMENTERÍA EIBAR.

Alberto Ferreiro (43 años, Eibar) es el número uno en el ranking vasco de squash. Tiene una trayectoria impecable y en septiembre con la selección de Euskadi estará en el Campeonato de España por Autonomías, que se celebra en Pontevedra. Otro reto más que se le presenta.

-Tal y como está, dominador en el circuito vasco, ¿cuál es su objetivo en Pontevedra?

-Lo cierto es que al ser una prueba colectiva, es decir, el Campeonato de España de Selecciones Autonómicas, y estar formadas en la categoría masculina por cuatro jugadores y en la femenina por tres jugadoras, el quedar entre los ocho primeros ya sería un éxito, dado el nivel de las demás selecciones.

-¿Podemos decir que las pistas de Euskadi no guardan secretos para Alberto Ferreiro?

-Bueno, lo cierto es que no se me hace extraña ninguna porque estoy acostumbrado a desplazarme bastante y jugar en diferentes sitios. De hecho, empecé a jugar en el año 2002 en el club de Sestao, el Benedikta Squash, con un curso de iniciación impartido por el que, en el aquel momento, era el mejor jugador de ese club y uno de los mejores de Euskadi, Aitor Yanguas. Poco después, por razones de trabajo, empecé a jugar con el Club de Arrasate, AKE Squash para, finalmente, allá por el año 2007, constituir la Comisión de squash en el Club Deportivo Eibar hasta la actualidad.

-¿Quiénes pueden ser los rivales más directos en el Estatal?

-En la categoría masculina hay varias autonomías que son inalcanzables, casos de Galicia, Cataluña, Andalucía y Valencia. Por lo tanto, intentaremos quedar lo más arriba posible de entre los puestos quinto al octavo. Todavía no sabemos cuáles son las selecciones inscritas, pero teniendo en cuenta las que suelen acudir, casos de Navarra, Asturias y Castilla León, son los combinados con los que nos jugaremos esos puestos. En la categoría femenina, la idea sería pelear por estar entre las cuatro primeras selecciones.

-¿Cuál es la razón que le hace mantener su nivel competitivo? ¿Muchas horas de entrenamiento?

-El squash es un deporte en el que, para estar a nivel competitivo, necesitas horas de entrenamiento y dedicación. Esto, a la vez, te hace estar en forma, hecho que uno siempre busca, además de porque eso va en los genes y la competitividad siempre ha ido ligada a mi persona para poder lograr el equilibrio necesario entre vida laboral y familiar. Uno tiene que buscar el hobby, deporte o actividad que le ayude a liberar esa tensión acumulada del día a día, liberar esas tensiones generadas. Y, en mi caso, después de dejar el fútbol con 28 años, encontré el squash, deporte que me enganchó tanto que, con esta edad, y respetándome las lesiones, no puedo dejar.

«Hay que encontrar la forma de que el squash resulte atractivo para los más jóvenes»

-(...)

-A la pregunta de si entreno muchas horas, he de decir que quizás no tantas como me gustaría para poder estar a mejor nivel. A la semana, en condiciones normales de competición, dos o tres días a la semana, y dos horas por cada día de entreno. En función de los objetivos del año, Campeonato de Euskadi Absoluto, por ejemplo, puedo incrementar los días de entreno, llegando a entrenar hasta cuatro días por semana, y en algunos de ellos, haciendo sesiones dobles, de mediodía, y tarde y noche.

-Un deporte de sacrificio en todos los sentidos, además combinándolo con el trabajo, ¿n0?

- Sí, como te decía antes, y teniendo en cuenta de que, por mi trabajo, hay días en los que la agenda no la puedes controlar, puedes llegar a tener previsto un entreno y, porque se alarga una u otra cosa, pues tienes que suspenderlo porque ya es hora de atender las obligaciones familiares... Pero a la vez, y tal y como te avanzaba antes, es un deporte de mucha exigencia física, y eso te ayuda a que, en poco tiempo, el nivel de 'desestrés' que puedes llegar a conseguir es muy alto.

-¿El squash tiene reconocimiento? ¿Cuenta con muchas licencias?

- El squash hoy en día en Euskadi está, de nuevo, en crecimiento, si atendemos al número de licencias en los últimos años. Actualmente la Federación Vasca de Squash tiene tramitadas unas trescientas licencias, de las que un porcentaje muy alto se tramitan porque existen ligas sociales dentro de cada club y para que cada jugador esté cubierto por el seguro oportuno, se federan. Y, por otro lado, está el mundo de los campeonatos, bien de ámbito autonómico o nacionales. En ese sentido, el número de jugadores que participan en los torneos de ámbito autonómico viene a ser del orden de cuarenta a cincuenta por campeonato. Y a nivel nacional seremos unos quince o veinte quienes podemos llegar a competir. A nivel de reconocimiento, si por los medios de comunicación de ámbito nacional se refiere, te diría que no, porque, ni hay retransmisiones en ningún canal de televisión ni en los medios de prensa deportiva tiene repercusión. En los últimos campeonatos de ámbito nacional se han retransmitido en 'streaming' a través de las plataformas de 'LaLiga4Sports', como por ejemplo en Madrid hace tres semanas, coincidiendo con el Campeonato de Liga Vasca que organizamos en Eibar, y otro nacional que se organizó en Pamplona coincidiendo con Semana Santa.

-¿En qué consiste la preparación de un practicante de squash?

-Pues, al ser un deporte con un alto nivel de exigencia física, este es un aspecto que lo tienes que trabajar mucho, sobre todo en pretemporada. Bien a nivel aeróbico, mediante carreras contínuas, y/o anaeróbicos, 'fartlek' (cambios de ritmo realizados a intervalos). Este tipo de preparación debería de ir acompañada por preparación en gimnasio para trabajar, tanto el tren superior como el inferior. Asimismo, hay que intercalar el trabajo físico, tanto fuera como dentro de la pista de squash. Y una vez conseguida la base física necesaria habría que empezar a trabajar los aspectos técnicos con ejercicios específicos.

-¿Cuál es la realidad del squash en Eibar? ¿Tienen relevo?

-Esa es la asignatura pendiente y para la que tenemos que poner toda la carne en el asador. Tenemos que buscar la manera de que el squash sea un deporte atractivo para los más jóvenes porque, sin una base o cantera, cualquier deporte está condenado a morir. Es por ello por lo que tenemos intención de hacer alguna jornada de puertas abiertas durante este mes de julio para que todo aquel niño o niña que quiera conocer el deporte pueda hacerlo.

 

Fotos

Vídeos