El Club Deportivo anima a estrenar 2019 subiendo a Urko

F.M. EIBAR.

La cuenta atrás para dejar el 2018 ya ha comenzado. Llegan las citas habituales en la despedida de un calendario ya gastado para recibir un 2019 a estrenar. Una de las tradiciones que se mantienen en Eibar es subir al monte Urko el día 1 de enero. En los últimos años son muchas las personas que deciden comenzar el año subiendo a uno de los montes emblemáticos de la ciudad, y el Club Deportivo Eibar se suma nuevamente a esta tradicional ascensión.

La sección de montaña del 'Depor' tiene una cita abierta a todas las personas que quieran sumarse el martes 1 de enero a las 9.00 horas ante su sede, en la calle Toribio Etxebarria número 16. Tras la subida se hará un foto conjunta en la cima de Urko, en torno a las 10.30 horas.

Esta subida es una forma de dar la bienvenida al nuevo año de forma sana y deportiva. Esta costumbre ha ganado adeptos en los últimos años y decenas de eibarreses suben, cada uno a su ritmo, de forma espontánea.

El monte Urko es el techo de Eibar con sus 794 metros de altitud, que contrastan con los 118 metros en los que se asienta el casco urbano, a pesar de su cercanía. Por eso la cima ofrece una vista privilegiada de Eibar. Desde numerosos puntos del municipio la cima del monte Urko es muy reconocible, y son muchos los que reconocen en su perfil la figura tumbada de un dictador de infausto recuerdo.