«Son chavales capaces de montar cualquier proyecto que se les pueda plantear»

A. E.

. La directora pedagógica del Instituto Municipal de Formación Profesional Básica de Eibar, Amaia Osoro, subrayaba que «estos chavales son capaces de montar cualquier proyecto de emprendizaje que se les pueda plantear». Osoro destacaba las capacidades de sus alumnos y mostraba con orgullo cómo habían sido capaces de crear, en el módulo de carpintería, bancos con calefactor incorporado, huertos lúdicos y otra serie de instalaciones.

El Instituto ofrece clases de mantenimiento de viviendas, cocina y restauración. En total cuenta con 60 alumnos y 11 profesores. En este curso desaparecerán las enseñanzas de carpintería que quedan integradas dentro de mantenimiento con conocimientos de fontanería, albañilería, electricidad y los propios de carpintería. Estos ciclos tienen una duración de dos años, y las prácticas en el centro de trabajo están incluidas dentro de este periodo. Además de los contenidos de taller, se imparten asignaturas básicas adaptadas a las necesidades de los alumnos, ofreciéndoles orientación individualizada en cuanto a comportamiento, formación y el ámbito laboral. «Todo se trabaja mediante pedagogía innovadora y como complemento se desarrollan actividades lúdicas y motivacionales», señalaban los profesores. Ya, en el ámbito de dar a conocer sus proyectos «intentamos que sepan solucionar lo que les plantean y muchas veces lo consiguen y te llegan a sorprender incluso», decía Osoro.

De esta manera, los alumnos ponen en marcha una pequeña empresa en la que realizan todas las actividades necesarias: imagen corporativa, administración, marketing o compraventa. Sus productos o servicios son reales, realizados por ellos mismos o comercializados. Y después, deben mostrarlos al público.

El Instituto acoge a jóvenes de entre 15 y 17 años que tengan superado segundo de la ESO y que, por recomendación de los profesores, estén buscando un camino alternativo. No obstante, su oferta está dirigida a alumnado de toda la Comunidad Autónoma del País Vasco que después pueden integrarse en oficios demandados en el mercado.