«No sería ceramista sin haber conocido Eibar»

El pintor escultor 'Keixeta' rodeado por sus obras en la exposicion de Portalea. / MIKEL ASKASIBAR
El pintor escultor 'Keixeta' rodeado por sus obras en la exposicion de Portalea. / MIKEL ASKASIBAR

Txiki Agirre 'Keixeta' presenta la muestra 'Dikotomía', que conjuga pintura y escultura, en Portalea | Formado en la Universidad Laboral expone esculturas y pinturas producidas en los últimos años

A.E.

Dos bloques independientes de pintura y escultura es lo que ofrece Txiki Agirre 'Keixeta' (Arroa, 1963) en su exposición de Portalea, con la muestra titulada 'Dikotomia'. El artista guarda una estrecha relación con Eibar hasta el punto de que sus inicios formativos en cerámica, en la Universidad Laboral, le llevan a decir que «no sería ceramista sin haber pasado por Eibar».

Con 15 años comenzó a estudiar cerámica en este centro y con 17 era monitor de los cursos ofrecidos. «Con 23 años dejé la producción, pero hace unos años retomé todo esto y ahora soy profesor en Zumaia», explica 'Keixeta'.

Su muestra recopila los trabajos realizados por el artista durante los últimos años, con una amplia producción creativa bifurcada en dos sentidos, tal como hace en este momento -por ello también se llama 'Dikotomía'-, que deriva hacia dos espacios muy diferentes. «Algunas piezas de cerámica son complementarias con las de pintura. Yo utilizo la cerámica y las formas tradicionales de la alfarería para hacer escultura, pero me siento más escultor», señala 'Keixeta'.

Así, se pueden ver 30 cuadros de mediano y gran formato, junto a esculturas y piezas realizadas en cerámica mediante la técnica tradicional del torno alfarero. «Esa relación pintura y escultura se plasma en unos cuadros que hice hace años sobre el bombardeo de Gernika y que después han tenido su versión en cerámica». Dentro de esa serie de cuadros, se hace referencia también a los conflictos bélicos internacionales actuales, como los bombardeos estadounidenses sobre Siria, con una representación explícita de los drones que se utilizan en ellos. «Son más alegres esos drones que los de verdad», expone 'Keixeta'.

Igualmente, en este mapa de tonalidades y formas también hay un espacio reservado para la pintura figurativa, representado en caricaturas o retratos de personajes cercanos al autor.

Tubos y Cabezas

Tras seguir la ruta que nos lleva hacia la escultura se pueden ver bosques de formato tubular que nacieron de la técnica artesanal del torno. Este espacio, dividido en tres grupos,cuenta con más de 15 piezas. «La horizontalidad del mar y las olas conforman tubos marinos surcados en sus entrañas por los surfistas. En otros tramos los tubos se cierran en sus extremos insinuando órganos sexuales masculinos».

El paisaje tubular está enraizado en los bosques de haya presentes en el entorno de Alkiza, donde desarrolló su mapa creativo, y en el que ha experimentado con técnicas de cocción como el raku y ahumados de sigillatas.

Además de la pintura y escultura, la exposición se completa con la proyección de imágenes en los que se pueden ver los propios procesos de trabajo experimentales que «he utilizado para llevar a cabo este paisaje intenso de formas y emociones», da a conocer el artista afincando en Zumaia.

Finalmente, otro grupo lo componen las cabezas, con una expresión seria y melancólica. «Las hice en el 2016, tras conocer la prisión de los Obispos de Donibane-Garazi (Francia). El edificio me sugirió mucho porque en el bajo fue una prisión antigua y con ello imaginé los personajes que podían haber estado allí. Invitan a la reflexión y provocan en el viajero que se adentra en este espacio un instante de introspección». En la recta final de esta sugerente ruta vuelven a asomar las esculturas tubulares verticales de mayor tamaño. Su relación costera tampoco se podía olvidar y también adquieren especial protagonismo los afilados flysch de Zumaia y los planos horizontales de nuestro Cantábrico. Son 20 cuadros, muy pequeños, en los que aparece la pared de Itzurun. «Me dicen que parecen fotografías».

La muestra podrá ser visitada todos los días, hasta el 3 de marzo, de 18.30 a 20.30 horas.

Más