Bixente Martínez: «Siempre me gustó experimentar con la música vasca y el espíritu del jazz»

El guitarrista eibarrés Bixente Martínez (en el centro de la imagen) actúa mañana en el Coliseo./
El guitarrista eibarrés Bixente Martínez (en el centro de la imagen) actúa mañana en el Coliseo.

Igelaren Banda actúa mañana en el Coliseo interpretando canciones de sus discos más las antiguas de Izukaitz

Alberto Echaluce
ALBERTO ECHALUCE

El teatro Coliseo acoge mañana viernes el festival del grupo Igelaren Banda, con su formación actual liderada por el eibarrés Bixente Martínez (Eibar, 1954) con la guitarra, Hasier Oleaga con la batería, y Amaiur Cajaraville con el contrabajo. De formación autodidacta, la guitarra (tanto acústica como eléctrica) siempre fue su instrumento principal. Miembro de Oskorri desde 1973, ha participado en todas las grabaciones y conciertos del grupo, tanto con Oskorri como con el anterior grupo que puso en marcha Hiru Truku, ofreciendo conciertos tanto en toda Euskal Herria como por toda España, Portugal, Francia, Suiza, Alemania, Bélgica, Argentina, Uruguay y Canadá. El concierto comienza a las 20.30 horas. El precio de las entradas es de 8 euros y 6 para los miembros de Coliseoaren Laguna.

-Aunque muchos relacionen su nombre con Oskorri, ha estado involucrado en otros muchos proyectos desde su desaparición.

- Sí, fui miembro fijo de Oskorri desde 1973, con 19 años entré en el grupo. Ha sido una banda que ha contado con un gran reconocimiento. Yo estaba dentro y no me daba cuenta del aprecio que tenían tanto aquí como en el exterior. También he tomado parte en otros proyectos, ya sea para teatro o para producciones audiovisuales. Desde 1998 estoy en Igelaren Banda.

«Las melodías que usan a diario los bertsolaris están muy vivas, son hermosas y elegantes»

«Nuestra música tiene que tener su sitio frente a las distribuidoras que copan el mercado»

-Muchos eibarreses recordamos un festival de Oskorri en el cine Amaña en el que presentaron un disco con textos de Gabriel Aresti.

-Uff... ¡Hace mucho tiempo de eso! Siempre he sido muy inquieto, pero me ha gustado experimentar con otras cosas, con una base de la música del País Vasco y también con el espíritu del jazz. Así surgió hace 20 años Igelaren Banda, pero la actual formación con Hasier Oleaga y Amaiur Cajaraville comenzó su andadura en la primavera de 2011.

-También es fundador de Hiru Truku.

-Sí, junto Ruper Ordorika y Joseba Tapia participé en la creación del grupo en el que contamos con tres discos editados.

-Y después vino la actual formación Igelaren Banda, con un primer disco como 'Preguntatxo bat' que causó sensación.

-Lo presentamos en marzo de 2013. Recuperamos antiguas composiciones vascas, muchas de ellas poco conocidas, y las reinterpretamos en tono de jazz.

-Más tarde llegó 'Debalde Festa'.

-Sí, está enteramente dedicado a las melodías usadas por los bertsolaris. De hecho algunas de las melodías que los bertsolaris usan más frecuentemente se incluyen en el disco, con canciones tradicionales como 'Xarmangarria zira' o 'Erreguetan', así como compuestas por músicos de hoy en día, 'Ilun ikarak' de Imanol, o 'Ezin ahaztu' de Oskorri. En ese gusto por la improvisación y el trabajo de los bertsolaris se basa esta producción. No podemos olvidar que las melodías que usaban eran hermosas, elegantes, y redondas. Además eran adecuadas para contar y desarrollar historias.

-La música de los bertsolaris ha sido una constante en los últimos años.

-El grupo ha basado el repertorio del disco en melodías que usan a diario los bertsolaris, porque están muy vivas. El propio título del disco proviene de unos conocidos bertsos que Xenpelar cantó a Iparragirre.

-Y también ofrecieron hace un año canciones de Navidad, que tuvieron gran aceptación.

-Sí, fue una experiencia positiva. Se publicaron en el disco 'Ur berri, urte berri', en el que colaboraron las voces cantantes de Natxo de Felipe de Oskorri, Mikel Urdangarin, Izaro, Maddi Oihenart y Maite Larburu. Cuando llega la Navidad cogen fuerza y después se quedan como invernando.

-¿Cuáles son sus preferencias musicales?

-A mí me gusta la música tradicional del País Vasco y las que llegan de otros caminos, como el jazz. Me gustan todos los estilos, rock, pop... Creo que es importante creer en lo que estás haciendo en la música.

-¿Qué van a ofrecer en esta vuelta a casa?

-Siempre tenemos ideas nuevas en la cabeza. Y ahora estamos trabajando las canciones del grupo eibarrés Izukaitz al que pertenecí, junto con Fran Lasuen, los hermanos Kruzeta... Son versiones a nuestro estilo. Vamos a tocar varias canciones de este grupo y de nuestros anteriores discos. Hay que recordar que Izukaitz dejó dos discos interesantes.

-¿Piensa que la música vasca despierta interés y reconocimiento en el ámbito internacional?

-No creo que la música vasca tenga reconocimiento exterior. Lo cierto es que este arte está cambiando mucho en el mundo. Internet está provocando una revolución a la que todos nos adaptamos y nos obliga a cambiar el chip. Las industrias que vienen desde Estados Unidos o Madrid, mismamente, acaparan muchísimo. Nuestros temas deberían tener su sitio en este mundo copado por las grandes distribuidoras comerciales. Pero no es algo que me preocupe mucho.

-Ante toda esa invasión comercial, ¿qué es lo que verdaderamente le impulsa a seguir creando?

-Me gusta el espacio que tengo. Sinceramente, me gusta tener nuestro txoko que nos permita seguir creando y actuando, me satisface. Te deja trabajar con libertad. Y siempre hay un público que te estimula y es el que te impulsa a seguir actuando.