Ayuntamiento y Plataforma presentan la querella por los crímenes del franquismo

Ayuntamiento y Plataforma de Víctimas, en el juzgado. /  ASKASIBAR
Ayuntamiento y Plataforma de Víctimas, en el juzgado. / ASKASIBAR

A.E.EIBAR. '

Adiós al silencio' es la base de trabajo de la Plataforma Vasca para la Querella contra los Crímenes del Franquismo y del conjunto del Ayuntamiento de Eibar, que presentaron ayer, en el juzgado de Eibar, una querella judicial por los crímenes cometidos durante el franquismo y la transición contra vecinos de Eibar. Esta querella es la segunda presentada tras incorporarse a la causa que la jueza Salvini sigue en Argentina. Una representación del Ayuntamiento y miembros de la plataforma acudieron a a los tribunales para pedir justicia, tras aprobarse en Pleno una querella a la memoria de quienes sufrieron la muerte y la tortura. Según explicó el alcalde Miguel de los Toyos, «como los remeros tenemos que avanzar mirando también hacia atrás y agradezco el esfuerzo humano y personal que se viene realizando en la lucha contra la impunidad, para garantizarse un futuro».

«Mucho sufrimiento»

En tal sentido, el papel de los grupos de memoria histórica ha sido clave a la hora de impulsar estas denuncias. Josu Ibargutxi, de la Plataforma Vasca, describía que «el franquismo causó mucho sufrimiento en Eibar». En esta dirección, se dijo que «la guerra causó en Eibar 130 desaparecidos, muchos de ellos fusilados, junto a otros 100 fallecidos en el bombardeo de Eibar». Igualmente, por medio del Archivo Municipal, se había conocido que en 1945 un total de 450 eibarreses fueron represaliados. Por otro lado, se sabe que 30 empresas de Eibar «fueron represaliadas o les quitaron licencias», dijo Ibargutxi.

La querella recoge cincuenta testimonios orales. Entre 1960 y 1978 otros 700 eibarreses fueron represaliados. No en vano, en la querella que se formaliza en Eibar se personarán una serie de denunciantes, entre los cuales hay algunas víctimas de torturas por parte de la Guardia Civil y la Policía Nacional, también casos de asesinados

En el caso de Eibar, la demanda incluye los casos de Mario Onaindia, Jon Etxabe y Enrique Gesalaga, quienes fueron juzgados en el Proceso de Burgos, así como Iñaki Sarasketa, o a la viuda de Imanol Laspiur, vecino de Eibar que en 1961 fue torturado por el comisario Melitón Manzanas. Además, se denuncia el caso de Roberto Pérez Jáuregui, un joven que murió por disparos de la Policía en diciembre de 1970, durante una manifestación contra el Proceso de Burgos.