El Ayuntamiento cede siete viviendas vacías a Alokabide para que salgan en alquiler social

Las viviendas vacías están situadas en diferentes puntos de la ciudad./FÉLIX MORQUECHO
Las viviendas vacías están situadas en diferentes puntos de la ciudad. / FÉLIX MORQUECHO

La sociedad pública del Gobierno Vasco invertirá un total de 87.296 euros en la reforma de las casas municipales | Tres pisos están situados en Artegieta (Amaña), tres en Romualdo Galdós y uno en Paguey

Alberto Echaluce
ALBERTO ECHALUCEEIBAR.

El Pleno del Ayuntamiento ha aprobado un convenio de cooperación con la sociedad pública del Gobierno Vasco Alokabide, cuyo objeto es la puesta a su disposición de siete viviendas, propiedad del Ayuntamiento de Eibar, para que se reformen y después arrienden a unidades convivenciales que cumplan los requisitos del decreto que regula el programa Bizigune de vivienda vacía.

Las viviendas que se reformarán están, en la calle Artegieta (tres pisos, los números: 7, 4º piso, 7, 2º piso, 11, 4º piso). En la calle Paguey (en el número 5, el piso 2A), y en la calle Romualdo Galdos (tres pisos: en los números 9, con dos pisos el 5 y 6º dcha, y en el número 11; el 3º izquierda).

Convenio
El Ayuntamiento firma un convenio con Alokabide, para sacar en alquiler siete viviendas vacías municipales, para unidades convivenciales que cumplan el programa Bizigune.
Pisos
Se trata de tres pisos en la calle Artegieta, en Amaña, tres pisos en Romualdo Galdós y uno en Paguey.
Inversión
Alokabide reformará los pisos del Ayuntamiento por un total de 87.296 euros.

La sociedad Alokabide invertirá un total de 87.296,53 euros en la reforma de las casas para su concesión en alquiler social. Estas viviendas se arrendarán a personas inscritas como solicitantes de vivienda de alquiler en el registro de Etxebide, que cuenten al menos con tres años de empadronamiento en la localidad.

De esta manera, el Ayuntamiento se suma a un programa específico puesto en marcha por el departamento de Vivienda del Gobierno Vasco, presidido por Iñaki Arriola, cuyo objetivo es captar viviendas de titularidad municipal y ponerlas a disposición de todas aquellas personas que no pueden acceder al mercado libre de alquiler.

Con la puesta en marcha del 'Bizigune municipal', el departamento de Vivienda y más concretamente Alokabide, pasa a hacerse cargo de todos los aspectos del alquiler, tanto a nivel técnico como de trato con los inquilinos, así como del listado y proceso de adjudicación, cálculo y cobro de las rentas, las contrataciones de los servicios, la atención de las incidencias, y el mantenimiento y estado de conservación de la vivienda. El Ayuntamiento ingresará una parte del alquiler de los contratros firmados.

Buzoneo en las viviendas

Se contempla el buzoneo en todas las viviendas de Eibar de un folleto informativo, elaborado por Alokabide, sobre el programa de vivienda vacía, Bizigune. Asimismo, personal del Gobierno Vasco acudirá al Ayuntamiento para dar formación a los trabajadores de Pegora, para que puedan ofrecer «una información aún mejor de la que ya dan a los eibarreses que se acercan al Ayuntamiento interesándose por el programa». Por otro lado, se pondrá un enlace desde la web municipal a la página de Alokabide para facilitar el acceso a la información sobre los requisitos y el procedimiento a seguir en este programa que trata de sacar al mercado vivienda vacía.

En el transcurso del Pleno en el que se aprobó el acuerdo el PSE quiso subrayar que el convenio «no es fruto del acuerdo presupuestario con el PNV. Se lleva trabajando cerca de dos años en él, mucho antes de que firmáramos el acuerdo con el PNV». El portavoz de jeltzale, Josu Mendicute, por su parte, mantuvo que había solicitado la firma de un nuevo convenio de colaboración entre el Ayuntamiento y Alokabide, «años atrás», con el objeto de buscar nuevas fórmulas para aumentar y mejorar el mercado de alquiler de vivienda en Eibar a precios asequibles para la juventud. El edil nacionalista plantea que se estudien nuevas fórmulas de intervención en el mercado de vivienda. «Estamos hablando de una ciudad con una gran cantidad de pisos vacíos, pero hay que buscar también las causas. La localidad cuenta con un parque de vivienda especialmente envejecido, con necesidades de intervención como instalar la calefacción, una vez que un 17 por ciento carecen de estos sistemas. En otros municipios se estudian fórmulas que venimos proponiendo en Eibar», asegura. «Lo que no tiene sentido es que se cobre un recargo de IBI a viviendas vacías y el propio Ayuntamiento tenga viviendas vacías». Mendicute señaló que «nos preocupa la situación de los jóvenes», con lo que propuso analizar las causas por las cuales los jóvenes no entran en estos programas dirigidos a la emancipación.

Desde EH Bildu, Igone Lamarain dijo en el Pleno que «nos preocupa esta problemática porque Alokabide no está dando los resultados esperados y funciona francamente mal. Realizaremos un seguimiento estricto del convenio y su funcionamiento. Finalmente, Irabazi se mostró de acuerdo con el convenio firmado que podrá conseguir la emancipación de «jóvenes y de otros colectivos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos