El Ayuntamiento aprueba el Plan Especial que permite construir la tribuna oeste de Ipurua

Las excavadoras no podrán entrar por el convento./MIKEL ASKASIBAR
Las excavadoras no podrán entrar por el convento. / MIKEL ASKASIBAR

Hasta que no culmine la expropiación de los terrenos del monasterio de Ipurua no podrán ser ocupados por el Eibar

A. E.EIBAR.

El Ayuntamiento ha aprobado el Plan Especial de los terrenos de Ipurua que permite afrontar la construcción de la tribuna oeste de Ipurua. En base a las consideraciones que aporta el escrito de aprobación, el representante del monasterio, Juan Luis Cristóbal, ha presentado alegaciones sobre la edificabilidad física, sobre la no culminación de la expropiación, la evaluación previa del impacto y otras consideraciones.

Pese a la aprobación de este Plan Especial, el Eibar sólo podrá actuar sobre los terrenos municipales del anexo, pero no podrá ocupar el monasterio hasta que culmine la expropiación iniciada este año. En un principio, la expropiación está previsto que concluya a final de año, con lo que los trabajos se centrarán, en los próximos meses, en la zona de estadio y anexo.

Al mismo tiempo, el Pleno ha rechazado el escrito de alegaciones presentado por el representante de Cristóbal que alegaba que se producía «un incremento de la edificabilidad física, que opera en un Sistema General», lo que requería a su entender «un mayor rango de planeamiento». Igualmente, la alegación de Cristobal incidía en que «no se había producido la expropiación total de los terrenos, con lo que se hacía necesario contar con el permiso de la propiedad, en este caso el de las monjas». En este sentido, desde la entidad armera contestaron a la alegación que «en relación a la afección de las obras al terreno del monasterio, no se piensa actuar hasta que legalmente sea posible», con lo que las labores no podrán transcurrir por terrenos del monasterio.

El representante de las monjas de Ipurua había presentado alegaciones al Plan Especial

Las obras del campo tienen como objetivo modernizar y ampliar el aforo, haciendo del estadio eibarrés un campo más atractivo para los aficionados, accesible y con instalaciones que ofrezcan servicios a la altura de la máxima categoría.

El pasado mes de mayo comenzaron los primeros pasos para remodelar laTribuna Oeste, con los trabajos de canalización de Iberdrola, que ha supuesto el desvío de una línea de media tensión, que tenía su inicio en el Polideportivo municipal por la carretera con dirección a Elgeta y cruzaba por debajo de la grada, hasta un centro de transformación ubicado en la calle Santainés. A partir de ahora, en base a las previsiones que mantiene el Eibar, para la próxima semana, se producirá la entrada de las máquinas excavadoras. La fecha prevista para este hito es el próximo 1 de agosto. La primera zona que se verá afectada por excavación será el campo anexo, hasta nivel de la calle Santainés, trabajos que van a suponer un movimiento importante de tierras. Durante esta fase el club mantendrá la grada Oeste en funcionamiento. Según los plazos previstos, entre octubre y noviembre se llevará a cabo la demolición de la grada. El nuevo campo del Anexo, con mismas dimensiones que el actual, tendrá una pequeña grada ubicada en la ladera más próxima a Elgeta, y albergará vestuarios en la zona baja y oficinas en la parte alta.

Los servicios

La nueva Tribuna Oeste tendrá un primer sótano con un garaje a nivel de calle, espacio que se destinará a acoger principalmente toda la infraestructura de los días de partido. Es decir, las unidades móviles de televisión, el autobús del club visitante, los vehículos de árbitros, seguridad y demás personal autorizado, que tendrán acceso a esta nueva zona donde se ubicará también la zona mixta, sala de prensa, zona de trabajo para periodistas y espacios para usos diversos. Todos los accesos de prensa se realizarán por la calle Santainés y a través de un pasillo se podrá acceder a las nuevas ubicaciones de prensa que estarán en la Tribuna Principal, ya que las actuales cabinas de prensa serán demolidas para construir una nueva planta encima de la grada, aprovechando todo el largo de la tribuna.

Esta nueva altura, además de la zona habilitada para prensa, generará espacios con diferentes usos. El siguiente nivel de la Tribuna Oeste será una entreplanta en la que estará ubicado el aparcamiento de los jugadores y cuerpo técnico del club azulgrana. También contará con una zona destinada al almacenaje de los carros para las luces y jardinería con acceso directo al campo. Un nivel más arriba estará el nuevo gimnasio. La nueva tribuna tendrá tres nuevos accesos, uno en la propia curva de la calle Santainés y los otros dos paralelos al nuevo campo anexo. Además, el nuevo edificio tendrá tanto dos bares como servicios nuevos.

Realización por fases

La obra de la Tribuna Oeste tendrá diferentes fases: en la denominada 0 se reubicará el CT de Iberdrola además de excavar y cimentar el anexo. Después comenzará la fase 1, que será la de la demolición de la grada. En ese instante, el aforo de Ipurua se verá reducido hasta los 5.955 espectadores. La segunda fase trata de la construcción de la nueva grada, que provisionalmente se abrirá al público, en parte. Después llegará el turno para la tercera y definitiva fase, que llegará con la finalización de la obra. Con ello, Ipurua pasará a ser un estadio para 8.050 espectadores. Estos estarán divididos de la siguiente manera: en la tribuna sur entrarán 2.532, en la tribuna norte, 2.040, en la tribuna este, 1.793, mientras que en la nueva oeste habrá sitio para 1.685 personas, cuando se completen las obras por completo, «para agosto del 2019», pasando Ipurua a tener 8.050 espectadores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos