Más atenciones en accidentes que en viviendas

Los planes de la Diputación pasan por modernizar el servicio de bomberos, diseñado en la década de los 80, para mejorar las coberturas y los tiempos de respuesta, además de la protección de los guipuzcoanos ante situaciones de emergencia. Con esta vocación se implanta Gipuzkoa Babestu 20-30, un plan aprobado por las Juntas Generales con los votos a favor de PNV, PSE y PP y las abstenciones de EH Bildu y Podemos, y que estará vigente durante los próximos quince años. Ocurre que en estos momentos los bomberos actúan cada vez menos en viviendas. Hace 30 años sí había incendios en viviendas, hoy en día menos. Por ello, la mayor parte de intervenciones de bomberos están relacionadas con accidentes de carretera y con industria.

Por ello, con la puesta en marcha de un parque de bomberos en Bergara a 8 minutos de Eibar, hace que la actividad industrial de Eibar no justifique técnicamente el mantenimiento del parque de Azitain y sí la instalación de uno en Elgoibar para atender a la costa de Debababarrena. En el momento de la aprobación, el diputado de Gobernanza y Comunicación con la Sociedad, Imanol Lasa, dijo que «tras dos años en los que se ha hecho un trabajo conjunto con los trabajadores, los alcaldes y los distintos grupos políticos, se ha elaborado un diagnóstico de la situación del servicio y se han establecido una serie de medidas para optimizar la atención que se presta en situaciones de emergencia, mejorando las coberturas y los tiempos de respuesta».

Pero la mejora de la atención de las emergencias llegará también de la mano de un incremento en la plantilla. Según explicó Arkaitz Orbegozo, se contempla la incorporación de 74 nuevos bomberos, de los cuales 71 pertenecerán al servicio foral y tres al servicio municipal de Donostia, lo que permitirá que los parques cuenten con más agentes en cada turno (17 en Donostia, once en Bergara, 6/8 en Irun, seis en Elgoibar y Tolosa y cinco en Zarautz, Azpeitia y Ordizia).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos