El ascensor de Aldatze, para enero de 2019

Los trabajos se han centrado en el alto de Aldatze en donde se ha construido un muro.
/FÉLIX MORQUECHO
Los trabajos se han centrado en el alto de Aldatze en donde se ha construido un muro. / FÉLIX MORQUECHO

Las obras han garantizado los accesos al colegio que inicia hoy el curso escolar

A.E. EIBAR.

Las obras de construcción del ascensor de Aldatze avanzan a buen ritmo, tras su inicio este verano, una vez que se ha procedido a la construcción de un muro debajo del colegio, que sostendrá los pilares del elevador. Este proyecto es uno de los más importantes de este ejercicio, dado que su presupuesto asciende a los 720.593 euros.

Los trabajos del elevador público que unirá el centro de Eibar con la zona de Aldatze y Jardines se han centrado, de momento, en la construcción del muro. Así, es en el alto de Aldatze donde se ha llevado a cabo, a lo largo de dos meses, la construcción de los elementos de sustentación y un paso que después servirá de alternativa del acceso tradicional al colegio que quedará cerrado para la construcción de la torreta del equipamiento.

Los planes de obra iniciales eran los de garantizar el acceso de los estudiantes al colegio durante el día de hoy, jornada en la que tiene lugar la apertura del curso escolar. Igualmente para el día 17 se septiembre, se proyecta abrir otro paso hacia el comedor para lo que se ultima la instalación de los micropilotes necesarios que sostendrán el ascensor.

Este proyecto trata de mejorar la accesibilidad desde el centro a la parte alta de la ciudadLa obra conseguirá nuevos accesos al colegio y la urbanización de la cuesta de Aldatze

Previamente se han efectuado trabajos de habilitación del foso en la calle Julián Etxeberria, sobre la que sostendrá la base que contendrá el elevador.

Por ello, aprovechando los trabajos del ascensor se habilitará un nuevo acceso al centro, mediante una rampa, de manera que se garantiza la accesibilidad. Igualmente, la propuesta recoge también la creación de una pequeña zona cubierta. En total está previsto actuar sobre 160 metros de carretera, justo desde los aledaños del centro hasta el centro de Itzio, una vía frecuentada por muchos estudiantes.

Altura de 26,34 metros

El ascensor se situará en el callejón entre los números 1 (edificio de Telefónica) y 3 de Julián Etxeberria y salvará una altura de 26,34 metros hasta Aldatze. El espacio sobre la vía del ferrocarril entre el ascensor y Aldatze se salvará con una pasarela metálica de 11,50 metros.

Dado que la altura de elevación es superior a 11 metros, y que por su especial emplazamiento adosado a un edificio y junto a la vía del ferrocarril no es posible establecer paradas intermedias servidas por escaleras de emergencia, se dotará al ascensor de medidas compensatorias que cumplan con la directiva vigente para ascensores.

La cabina dispondrá de trampilla superior de evacuación, lo que exige unas dimensiones mínimas, por lo que se ha previsto un ascensor con capacidad para trece personas (1.000 kilos)

Una vez avanzadas las obras del elevador se llevará a cabo una potente obra de urbanización de toda el área más próxima al colegio Aldatze. En mayo de 2016 se pidió la mejora de los accesos a este centro educativo con la creación de una zona de coexistencia peatonal, una vía que no había sido objeto de ninguna inversión.

A partir de la finalización de la obra civil en noviembre se pasará a la instalación de los elementos mecánicos que darán por finalizados los trabajos, «para finales de enero del 2019», según el responsable de Obras, Arcadio Benítez.

En sí, este proyecto de urbanización tiene como objeto facilitar el tránsito peatonal existente en la zona baja, dado que la citada calle se encuentra en las inmediaciones de varios centros escolares, con la creación de un paso de peatones y el ensanchamiento de una acera, así como mejorar las condiciones estéticas de la zona. La decisión de construir el ascensor entre las calles Julián Etxeberria y Aldatze fue adoptada después de que, en un proceso de participación ciudadana impulsado por el Ayuntamiento de Eibar el pasado mes de junio, el 76% de las personas que participaron eligiese dicha ubicación, en vez de la otra opción, basada en la conexión entre Muzategi y Jardines. Por medio de esta obra, el Ayuntamiento de Eibar «da respuesta a una petición de los vecinos de Jardines, lo que, al mismo tiempo, permite seguir avanzando en el plan de mejora de la accesibilidad a los diferentes barrios de la ciudad que los responsables municipales vienen impulsado mediante escaleras y rampas mecánicas, así como con ascensores en la vía pública, un plan en el que Eibar sigue siendo una ciudad pionera.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos