Arrancan las obras de reforma del paseo de Amaña, que contará con un bidegorri

La reforma del piso de Berdintasunaren Pasalekua contempla la instalación de un bidegorri para paso de ciclistas/MIKEL ASKASIBAR
La reforma del piso de Berdintasunaren Pasalekua contempla la instalación de un bidegorri para paso de ciclistas / MIKEL ASKASIBAR

Se procede a la sustitución del piso con una inversión de 394.000 euros

A.E.EIBAR.

Las obras de reforma del paseo de Amaña y la instalación de un nuevo bidegorri se han puesto en marcha, con el objetivo de dar servicio a los muchos paseantes de la zona y a los ciclistas que utilizan la bicicleta para sus desplazamientos cotidianos y por motivos de ocio. Por ello, una parte del paseo, más próxíma a la calle Otaola, ha quedado cortada, mientras que la otra queda libre para paseantes. Se plantea esta solución de bidegorri integrado en el Paseo de Amaña para ofrecer una solución de coexistencia y segregación, continuando el trazado existente en los nuevos tramos de dicho paseo que han sido diseñados durante los últimos años.

La zona donde se actúa forma parte del paseo Berdintasunaren Pasalekua que conecta el barrio de Amaña con Legarre-Ardanza, que trascurre sobre las vías del ferrocarril.

Amaña
Las obras de habilitación de un nuevo pavimento, en el paseo de Amaña, contemplan la ejecución de un carril ciclista conectado con el de Legarre. Se plantea la sustitución del firme por un piso liso.
Presupuesto
Asciende a 394.000 euros.
Otros proyectos
A lo largo de este mes se pone en marcha el bidegorri que unirá Malzaga con Azitain. En la próxima legislatura se ejecutará un paseo, por encima de la vía del tren, entre Azitain y Estaziño, que también contempla un carril ciclista.

Este ámbito del paseo es el primer tramo que se ejecutó, con acabado impreso de la losa de hormigón y en color gris en todo el ancho del paseo peatonal.

Los tramos que se han ejecutado, posteriormente, han incorporado en el paseo peatonal un trazado de bidegorri de 2,20m de anchura, por lo que el Ayuntamiento de Eibar plantea la ejecución del bidegorri en este tramo en el que no cuenta con vía ciclista, manteniendo la misma anchura que los tramos adyacentes. «No se ha mantenido el mismo dibujo en el hormigón impreso que el que se ejecutó en la primera parte del paseo y se prevé uno nuevo, uniforme para todos los bidegorris a instalar», expresó el concejal de Obras, Arcadio Benítez.

Las obras parten con el objetivo de conectar el bidegorri del tramo contiguo en el noreste hacia la calle Legarre, hasta la estación de tren de Universidades, a lo largo del Berdintasunaren Pasalekua en su transcurso por el barrio de Amaña.

Convivencia de usuarios

Para ello se plantea el trazado de una red ciclista sobre el paseo actual, manteniendo en todo momento un paseo peatonal de al menos 2,20 metros de anchura, conviviendo ambos trazados en un mismo espacio longitudinal mediante la modificación y mejora del pavimento actual, hormigón impreso, y con una diferencia de cotas respecto al actual de 10 a 40 mm mayor para no modificar los encuentros con aceras, carretera, pasarela, baño, etc, y no sobrecargar la estructura actual. De esta manera el ámbito de intervención tiene una superficie longitudinal de aproximadamente 580 metros de longitud por una anchura comprendida entre 6,5 y 10 metos, con una superficie total de 4973,35 m2. Se trata de una superficie horizontal acotada en su mayor parte por barandillas que protegen de caídas a distinto nivel.

La inversión acometida por el Ayuntamiento asciende a un total de 394.000 euros.

Más