Andretxea inicia el curso con talleres y nuevos espacios de empoderamiento

Andretxea ha organizado talleres y espacios para el empoderamiento. /  FÉLIX MORQUECHO
Andretxea ha organizado talleres y espacios para el empoderamiento. / FÉLIX MORQUECHO

Ofrece cursos de Internet, clown, alimentación y autodefensa, entre otros | La escuela va a crear espacios centrados en la autoestima y los vínculos afectivos para la promoción del buen trato

A.E. EIBAR.

La Escuela de Empoderamento que gestiona el servicio de la Mujer, Andretxea, ha organiza do nuevos espacios para la promoción de vínculos afectivos y otro que lleva por lema 'Aprender a Querernos' que coordina el área de Servicios Sociales.

El primer proyecto que promueven, 'Vínculos afectivos para la promoción del Buen Trato', consiste en un espacio grupal y de proceso, dirigido a aquellas mujeres que quieran trabajar vínculos desde el modelo del buen trato. Según inciden desde Andretxea, «las relaciones entre mujeres son complejas, y muchas veces, inconscientemente, repetimos el mismo esquema de dominio-sumisión, junto a unas relaciones de poder, una vez que el poder y la violencia se ejerce con quien se puede».

El objetivo general del programa es contribuir al empoderamiento de las mujeres, a través de incorporar «el buen trato en lo personal, relacional y lo social para generar relaciones de paz con una misma y con su entorno».

El grupo comenzará en octubre y se reunirá, cada quince días, el primer y tercer jueves de mes, de 18.00 a 20.00 en Andretxea. La dinamizadora será Inma Castro, del Centro de Terapia Psicológica y sexológica Lura. Las inscripciones se puede tramitar en Andretxea, en la calle Zezenbide.

Otro de los espacios que se ofrece, 'Aprendiendo a Querernos', gestionado por el área Servicios Sociales, es una apuesta para acompañar a las mujeres que quieren dar una salida a la violencia machista, «mujeres inmersas en relaciones, donde hay violencia pero que todavía no están preparadas para tomar decisiones o también recién separadas sometidas a la inmediatez de la urgencia, una vez que después de la ruptura se encuentran con la tarea de reparar una identidad dañada, de cara a construir un proyecto de vida valioso y digno desde el buen trato». Por ello, sus fines son los de «contribuir al empoderamiento de mujeres que han padecido situaciones de violencia», señalaba la responsable de Andretxea, Zaida Fernández.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos