Alejandro Cid (Sacerdote): «Me ha impactado la devoción que existe aquí hacia la Virgen de Arrate»

Alejandro Cid es el nuevo sacerdote de Arrate.
/MIKEL ASKASIBAR
Alejandro Cid es el nuevo sacerdote de Arrate. / MIKEL ASKASIBAR

La llegada de un nuevo clérigo, de origen chileno, al santuario cubre la vacante dejada años atrás por Sabino Azkue

Alberto Echaluce
ALBERTO ECHALUCEEIBAR.

Desde hace un mes, Arrate cuenta con un nuevo sacerdorte, el chileno Alejandro Cid, de 44 años, que ha recibido el encargo de realizar su misión pastoral en el barrio rural ante la vacante producida por la marcha, hace unos años, de Sabino Azkue. El nuevo presbítero llega a Arrate con renovadas ilusiones, una vez que además de difundir la palabra de Jesucristo también va a tratar de estudiar la carrera de Teología y realizar un doctorado en Filosofía en la Universidad de Navarra.

-¿Cómo están transcurriendo los primeros días de magisterio sacerdotal en Arrate?

-El santuario y el lugar es inimaginable. El verdor y el paisaje es increíble. Me ha impresionado la acogida y el cariño de la gente. Hay una buena participación los domingos en las celebraciones y ya he comprobado cómo mucha gente participa en mantener muy vivo el santuario. Me ha impresionado la devoción que existe aquí hacia la Virgen y lo importante que es todo esto para Eibar y su comarca. Se ha reformado y acomodado la casa cural y estoy muy a gusto aquí.

«Veo que mucha gente participa en mantener muy vivas las actividades del santuario»«Me interesa la doctrina social de la Iglesia para tratar de sacar a América Latina de la pobreza»

-¿Cómo llega a Arrate?

-El primera contacto fue realizado ante la Universidad de Navarra, en el objetivo de proseguir mis estudios de Filosofía, una vez que finalice la licenciatura en Pamplona. Estudié en Navarra desde el 2010 al 2012 y después volví a Chile. Ahora quiero estudiar la carrera de Teología y también el doctorado de Filosofía. La primera intención mía fue de carácter académico. No obstante, para realizar estos estudios tengo que realizar actos de culto. De ahí que el Obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, ha entendido que podría colaborar en Arrate atendiendo a las religiosas carmelitas samaritanas que se han instalado y también al conjunto de los feligreses eibarreses.

-Me puede hablar de su actividad desplegada en Chile.

-He realizado 14 años de ministerio sacerdotal en Chile. Pertenezco a la diócesis de Chillán y fue su Obispo el que contactó con su homónimo de San Sebastián, para que yo llegara a Arrate. No existen posibilidades de becas y con mi actividad pastoral haré frente a los costes de los estudios que voy a realizar.

-Desde hace un año contamos con un monasterio de las monjas carmelitas samaritanas.

-Sí, a buen seguro, que su presencia le ha dado una creciente espiritualidad a Arrate. Esta orden tiene mucho que decir en el mundo de hoy puesto que tiene que ver con la formación del espíritu, del alma. Van a lo central y especialmente tienen ansias que el ser humano se encuentre con Dios y con la propia persona. Es una comunidad con una presencia de juventud, en donde se congregan españolas y también latinoamericanas.

-¿Pertenece usted a alguna orden religiosa?

-Sí, pertenezco al Clero Diocesano de Chile.

-¿Qué aspectos piensa abordar en su doctorado en Filosofía?

-Hice un Magister en Filosofía Aplicada, pero he visto posibilidades de profundizarla sobre la Doctrina Social de la Iglesia.

-Esa es la materia que más le interesa estudiar.

-Intento madurar la Doctrina Social de la Iglesia. Hay que partir de que tengo mentalidad latinoamericana y tengo mi experiencia allí. Parto de la base de las grandes desigualdades sociales, políticas y económicas que nos han arrastrado por la pobreza, durante muchos años. Además, muy dura que para los europeos es inimaginable. Por ello, me pregunto . ¿Cómo la iglesia puede responder desde América Latina con una doctrina social de la Iglesia que puede llegar a dignificar esa pobreza? Nos interesa cuidar la naturaleza, pero también alcanzar el progreso para reconocernos como hermanos, hijos de un mismo Dios y Creador.

-¿La filosofía cristiana alcanza a resolver los problemas de la sociedad?

-La filosofia de Santo Tomás complementa y hace una síntesis de la fe con la razón, no la opone. El espíritu humano está ligado a la libertad y al entendimiento. Aunque la antropología cristiana debe de actualizarse, también tenemos que ser conscientes de que tenemos que afrontar hoy grandes desafíos que tiene la sociedad.

-¿Y los filósofos que niegan la existencia de Dios?

-Solo cabe mostrar mi respeto hacia ellos, sin pretender imponer absolutamente nada. El Papa Francisco insiste en esta consideración y llega a decir que la belleza de verdad cae por sí sola. La Creación y el orden cósmico son una realidad. Tenemos que preguntarnos si somos creadores o criaturas. Hemos celebrado la fiesta de San Isidro y reconocemos el orden natural de las cosas. Ponemos los pies sobre la tierra y nos reconocemos parte de la Creación. Nos ponemos así como criaturas. Por ello, las virtudes de San Isidro, como la paciencia o el trabajo, para la cosecha siguen teniendo una vigencia que debemos mostrarlas a las futuras generaciones.

-¿Han sentido en su Iglesia el desprestigio social por la sucesión de las denuncias por los abusos sexuales o por el apoyo de la Iglesia a las dictaduras militares?

-En Chile, sí se ha producido un desprestigio por los abusos y tenemos que recuperar el prestigio perdido, pero también tengo que decir que durante la dictadura se levantó una Vicaría de la Justicia y de la Libertad contra los militares que dio la voz a los sin voz. La Iglesia no puede perder el horizonte de que todos los seres humanos somos iguales independientemente de nuestro credo religioso.

-Conociendo su origen se puede conseguir también un importante intercambio cultural.

-El País Vasco tiene características sociales, económicas, políticas que para un latinoamericano como yo son muy importantes. Vengo a aprender todo ello. Hay que darse cuenta de que ha existido un intercambio cultural entre Latinoamérica y Europa importante y debemos fomentar el bienestar social de la población latinoamericana.

Más