Adjudicado en 5,1 millones el bidegorri de Azitain

En las próximas semanas está previsto que pueda iniciarse el bidegorri que unirá Maltzaga con Barrena./
En las próximas semanas está previsto que pueda iniciarse el bidegorri que unirá Maltzaga con Barrena.

Dos uniones temporales de empresas se reparten la construcción que partirá desde Maltzaga y llegará a la calle Barrena

A. E. EIBAR.

El departamento de Movilidad y Ordenación del Territorio de la Diputación Foral de Gipuzkoa ha adjudicado definitivamente los trabajos de construcción del bidegorri Azitain-Maltzaga a dos UTES de empresas que se encargarán cada una de un tramo de los dos en los que se divide el proyecto.

La UTE Murias-Amenabar será la responsable de la construcción del tramo más próximo al núcleo urbano de Eibar, que tiene su inicio en el barrio de Azitain, mientras que la UTE Campezo-Iza-Estrumar construirá el tramo que conecta con Maltzaga y que incluye varias pasarelas. La constructora Campezo es la misma que ha recibido el encargo de adjudicación de la construcción del complejo multiusos de Errebal.

De este modo, los trabajos de construcción del bidegorri Azitain-Maltzaga, un tramo de casi dos kilómetros y con un presupuesto de 5,1 millones de euros, arrancarán en las próximas semanas, una vez concluido todo el proceso administrativo con la adjudicación de la dirección de obra y la firma del acta de replanteo.

Los trabajos arrancarán en las próximas semanas, tras concluir todo el proceso administrativo

En palabras del alcalde, Miguel de los Toyos, «esta es, sin duda, una grandísima noticia para la ciudad. Tras más de una década reivindicando este bidegorri, tras el trabajo y compromiso de este Ayuntamiento, tras la recogida de más de 10.000 firmas de la ciudadanía eibarresa a través de la Escuela de la Experiencia, y tras la receptividad, comprensión y apuesta personal de la diputada de Movilidad, Marisol Garmendia, podemos decir que el bidegorri Eibar-Maltzaga será una realidad el año que viene».

Este departamento de Movilidad y Ordenación del Territorio, dirigido por la diputada socialista Marisol Garmendia, ha impulsado este proyecto de vía ciclista y peatonal «demandado históricamente por la ciudadanía eibarresa, logrando completar un trazado de bidegorri complejo, que será un hito en la movilidad sostenible y saludable de Eibar y de la comarca de Debabarrena», tal y como señala Garmendia.

Dadas las dificultades técnicas y tras haber estudiado varias alternativas, el bidegorri contará con cinco pasarelas, dos de ellas con más de 80 metros de longitud, que cruzarán el río Ego por un lado y el río Deba y la carretera GI-627, por el otro.

El trazado, que dispondrá de aproximadamente dos kilómetros de longitud, tendrá una anchura que rondará los 3 metros prácticamente durante todo su recorrido, un espacio suficiente para que bicicletas y peatones compartan el espacio de manera cómoda y segura.

En esta dirección, en la propia presentación del proyecto Garmendia expuso que «para la Diputación de Gipuzkoa es una prioridad potenciar la bicicleta como medio de transporte cotidiano, en donde contamos con una red de 200 kilómetros de bidegorri, siendo un referente único».

Unión de bidegorris

Sobre el alto coste de ejecución, la responsable foral expresó que «es una apuesta estratégica, una vez que esta comarca de Debarrena es una de las peor dotadas de bidegorris». Asimismo, el primer edil eibarrés apuntó que aunque «construir una vía de 2 kilómetros con un coste de 5,1 millones puede parecer una barbaridad, es un proyecto necesario que sirve para empezar en el camino de la utilización de la bicicleta como eje de movilidad».

Entre los planes del Ayuntamiento están los de prolongar este bidegorri con su conexión al paseo que unirá Azitain con Estación, que contará también con un carril bici.

Otro de los puntos que contará con forma de bidegorri será el paseo de Legarre-Amaña, cuyo pavimento será acondicionado para que cuente con otro carril bici, con lo que los cicloturistas podrán contar con una red de varios kilómetros.