El PSE acusa a los grupos de la oposición de «bloquear» la actividad del Ayuntamiento

Uno de los proyectos que se proponen es la mejora del parque de Mekola, justo en la trasera de la calle San Juan./MIKEL ASKASIBAR
Uno de los proyectos que se proponen es la mejora del parque de Mekola, justo en la trasera de la calle San Juan. / MIKEL ASKASIBAR

De los Toyos utilizará un decreto de alcaldía y una herramienta del presupuesto para afrontar puntos no aprobados en Pleno EH Bildu, EAJ-PNV e Irabazi votaron en contra de una modificación de créditos por 2,2 millones

Alberto Echaluce
ALBERTO ECHALUCEEIBAR.

El PSE acusó ayer a los grupos de la oposición, EH Bildu, EAJ-PNV e Irabazi, «de tratar de bloquear» la actividad municipal, tras votar en contra de una modificación de créditos, cifrada en 2,2 millones de euros, para hacer frente «a una serie de obligaciones legales, así como a una serie de obras urbanísticas».

El alcalde, Miguel de los Toyos, acompañado del edil responsable de Urbanismo, Jon Iraola, ofreció una rueda de prensa que había sido convocada tras votar en contra en el Pleno dichos grupos de la oposición, «porque nadie nos va a impedir cumplir diversas obligaciones legales y sentencias judiciales por un montante económico de 700.000 euros, junto a la subida salarial a los funcionarios de 199.000 euros, así como una serie de obras, por importe de 1,3 millones de euros, cuyos proyectos están aprobados y no podemos dejarlas sin realizar hasta abril del 2019».

Créditos municipales

700.000 euros.
Se destinarían al pago-justiprecio del Sakun, abono al Banco Santander de los 'swaps', software de gestión energética, labor de control de gastos callejeros, programa intercultural y ayuda al Foro Lehiagune.
199.000 euros.
Destinados al abono pendiente de la subida salarial a los trabajadores municipales.
1,3 millones.
Dirigidos a obras, como la mejora del parque Mekola, del paseo de Amaña o del acceso a Jardines.

No obstante, pese a que pudiera parecer tras el Pleno que legalmente no se pudieran hacer los proyectos comprendidos en dicha modificación de créditos, el alcalde subrayó que había promulgado un decreto de alcaldía, por el que se sube el sueldo a los funcionarios municipales en un 1,75 por ciento, en cumplimiento de las órdenes remitidas por los Presupuestos Generales del Estado. «Utilizaré una partida presupuestaria para cumplir con el compromiso de subida de los sueldos, porque no podemos estar al antojo político de determinados grupos».

Igualmente, se iba a hacer frente a una serie de trámites, como la devolución de una subvención, la entrega al Banco Santander del dinero de los 'swaps', una ayuda a Lehiagune, un plan de control de gatos o el programa de interculturalidad. «Son propuestas que han ido surgiendo durante el año, porque un presupuesto no puede estar sometido a lo aprobado meses atrás».

Igualmente, el alcalde apuntó que iba a utilizar una herramienta del presupuesto municipal, tendente a llevar a cabo las obras planteadas en la modificación de créditos, «algunas de ellas consensuadas con los grupos vía enmienda», con EAJ-PNV en dos casos (asfaltado de Azitain y mejora de Miguel de Aginaga) y otra con EH Bildu (mejora del parque de Mekola). «Esta última pensábamos que podía costar 30.000 euros, pero con la realización del proyecto, cuesta 280.000, algo puesto en conocimiento de todos los grupos. Con estos proyectos de obras tratamos de cumplir proyectos trabajados. Tenemos los datos, los recursos y la oportunidad y nos encontramos con que los grupos de la oposición votan en contra. Además, esta modificación constituye un uno por ciento del presupuesto, aunque desde la oposición se opusieron a seguir adelante con estos proyectos en base a que son muy cuantiosos», explicó el alcalde.

«Queremos hacer cosas»

De los Toyos dijo también que «si por hacer se me acusa de electoralismo no me preocupa, siempre y cuando hagamos cosas. Buscan esta vía de bloqueo para acusar al equipo de gobierno de que no es capaz de ejecutarlos. Nadie está en contra de la mejora de la accesibilidad de Paguey, del parque de Mekola. Está claro que lo que buscan es que tengamos poca ejecución de los proyectos. Quieren pegar una patada en el 'culo' del alcalde, pero lo que hacen es perjudicar a los trabajadores y a los ciudadanos», dijo el alcalde, muy molesto con las justificaciones de los grupos de la oposición para votar en contra. «No quieren que se hagan obras con su bloqueo. Surgen oportunidades que tenemos que atender, pero nunca nadie había bloqueado una modificación de créditos cuando había dado apoyo a los presupuestos», finalizó De los Toyos.

Más

Temas

Eibar
 

Fotos

Vídeos