La actividad de un taller armero desde dentro, gracias a la realidad virtual

Los usuarios subrayaron que las imágenes que ofrecían las gafas tenían una claridad notable. / FOTOS MIKEL ASKASIBAR
Los usuarios subrayaron que las imágenes que ofrecían las gafas tenían una claridad notable. / FOTOS MIKEL ASKASIBAR

Quienes se acercaron ayer al museo pudieron ver, a través de gafas especiales, a los operarios del Banco de Pruebas en plena actividad laboral

A. E.EIBAR.

Las Jornadas Europeas de Patrimonio que se celebran a lo largo de este mes tuvieron ayer un episodio único en el Museo de la Industri Armera, donde los visitantes tuvieron la posibilidad de meterse de lleno dentro de un taller armero. El objetivo de la iniciativa era sensibilizar a la ciudadanía acerca de la importancia del patrimonio cultural. Y para ello les facilitaron unas gafas con las que, a través de la realidad virtual, pudieron ver el trabajo que se lleva a cabo en el Banco de Prueban. En concreto, vieron a un operario realizando sus labores en el torno acompañado de otro compañero, mientras que otra persona permanecía dentro de un despacho de administración.

De esta manera, si hasta la fecha habían sido muy pocas las personas que habían podido acceder a esta instalación, a través de esta iniciativa el poseedor de las gafas pasaba a ser como un operario más del taller. «Con las gafas se ve muy claro el interior del taller. Lo que ocurre es que te da todo esto un poco de vértigo porque parece que estás andando por el aire», señalaba uno de los participantes en el evento. Para evitar estas situaciones se colocaron una serie de sillas para que se pudieran ver las imágenes sentado sin que pudieran causar mareo alguno.

Las imágenes mostraban el proceso que se sigue en el Banco de Pruebas para expedir las armas de fuego con los diferentes certificados, en función de sus características, inutilización y certificados BOPE de clasificación de armas históricas.

Las jornadas de patrimonio tratan de seguir ahondando en el programa 'Maestros Armeros, Artesanos en Azul' que se compone de la organización de talleres, visitas y proyección de un documental sobre el trabajo que se desarrolla en el sector de la fabricación de escopetas. Previamente a la visita virtual se había organizado un taller familiar dedicado a la construcción de gafas en realidad virtual.

Por medio de esta acción se quería mostrar también la fabricación de escopetas de lujo que ha contado en Eibar con una importante tradición que continúa en nuestros días. Esta producción, eminentemente artesanal y realizada en pequeños talleres, supuso la generación de una importante riqueza en la localidad.

Los artesanos muestran los trabajos, realizados con meticulosidad en cada una de las partes de la escopeta, y todos los procesos importantes para producir piezas precisas y de calidad excepcional, en donde un error puede ocasionar graves consecuencias. La fabricación de escopetas finas es un arte. Y para darle difusión y poder acceder a los secretos de los maestros armeros de forma didáctica y participativa el museo ha puesto en marcha esta iniciativa para que la industria armera eibarresa y sus protagonistas sean conocidos.

«La visita al taller armero y al Banco de Pruebas crea un ambiente que une la creatividad y la tradición, combinados con el conocimiento, para unos visitantes que podrán tener así una visión casi real de estos talleres, de cara a dar a conocer un trabajo ancestral, desde una perspectiva moderna. También, se trata de adentrarnos en lugares que difícilmente tendríamos posibilidad de visitar, como son el banco de pruebas o un taller armero», señalaba la directora del Museo, Marina Barrena.

Por último, la programación incluye la proyección del audiovisual 'Maestros armeros, Artesanos en Aszul', un pequeño documental realizado con la colaboración de Nerea Alustiza y grabado en los talleres de Aguirre y Aranzabal, Grulla y Garbi, «donde los armeros son los auténticos protagonistas».

En este trabajo, los propios fabricantes hablan de un oficio que ha sabido perpetuarse pese a todas las crisis a las que ha padecido a lo largo de su dilatada historia.